Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
AMIA

POLÍTICA

Atentado a la AMIA: Un informe israelí contradice a la Justicia Argentina

Desde la inteligencia israelí contradicen a la Justicia Argentina sobre el atentado a la AMIA y sus conjeturas.

<


En 1992 y 1994 sucedieron dos hechos trascendentales en la historia Argentina. Primero ocurrió un ataque a la Embajada de Israel mientras que dos años después hubo un atentado a la AMIA. Ahora salió un informe de la agencia de inteligencia israelí Mossad que difundió The New York Times en los que contradicen a la Justicia Argentina en su fallo.

Según la investigación realizada, ambos ataques «fueron llevados a cabo por una unidad secreta de Hezbolá«, que no contó con colaboración de «ciudadanos argentinos ni asistidos en el terreno por Irán». En este sentido «rebaten las sospechas en Argentina de que funcionarios locales y ciudadanos habían sido cómplices de los ataques».

«Aunque el Mossad enfatiza que la inteligencia israelí aún cree que Irán, que respalda a Hezbolá, aprobó y financió los atentados y suministró el entrenamiento y el equipo, las averiguaciones refutan las afirmaciones sostenidas por mucho tiempo por Israel, Argentina y Estados Unidos de que Teherán tuvo un papel operativo», aclaran desde el periódico norteamericano.

La agencia de inteligencia israelí sostiene que el atentado a la AMIA y a la embajada de Israel fueron planeados y que «la forma en que el material para los explosivos se introdujo de contrabando a la Argentina en botellas de champú y cajas de chocolate en vuelos comerciales regulares desde varios países europeos. Luego fueron ocultados en un parque de Buenos Aires«, según los relatos de exfuncionarios, videos, imágenes e investigaciones recopiladas.

¿Cómo inició?

Según este propio informe, el Hezbolá «comenzó a construir unidades encubiertas en diferentes partes del mundo para ampliar su alcance y atacar a israelíes u objetivos judíos» a mediados de los 80′ e incluso en años previos también. Allí se logró una expansión por Sudamérica y llegaron a nuestro país con el campo abierto y la posibilidad de instalarse.

A partir de 1988, Hezbolá envió operativos a varios países de Sudamérica para adquirir “experiencia que les permitiera abrir negocios legítimos y tener una fachada comercial sólida para desplazarse entre diferentes países”, detallan desde el Mosad al respecto. El ataque a la embajada de Israel provocó 22 fallecidos, mientras que el ataque a la AMIA causó la muerte de 85 personas y cientos de heridos.