Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
precios
Foto: Leo Vaca de Télam

SOCIEDAD

«Bajen los precios»: organizaciones sociales acampan en la entrada de una fábrica de Arcor

La disparada del dólar blue ha generado la especulación desmedida de algunos empresarios que quieren cubrirse de la inflación.

Una de las fabricas de Arcor ubicada en el Talar amaneció con acampes de organizaciones sociales a metros de las instalaciones. El reclamo de los manifestantes es la aplicación de la ley de abastecimiento y la quita del 21% del IVA a todos los alimentos. Además acusan a la empresa de haber aumentado los precios de sus productos en un 20% en solamente un día.

«Veinte empresarios tienen de rehén la comida de todos los argentinos ¡Bajen los precios de los alimentos!», señala el lema de los piqueteros que irrumpieron en las inmediaciones de la fábrica, según declaraciones citadas por la agencia Télam. «Son ellos los principales empresarios que acrecientan su riqueza, a base del robo inflacionario de la comida», insistieron.

La inflación y la falta de empleo con salarios dignos sigue siendo la mayor preocupación de los argentinos. Sin embargo, las organizaciones de Izquierda creen que los precios son determinados por los grandes empresarios que, a través de la monopolización del mercado, buscan obtener grandes ganancias remarcando alimentos sin justificación. Esto provoca más hambre y desesperación en el estrato social más vulnerable.

«Cometieron todas las atrocidades posibles: desabastecimiento y aumento de precios en los alimentos, devaluando aún más la capacidad de subsistencia de millones de personas», afirmaron los manifestantes sin comprender que la inflación es un fenómeno estrictamente monetario y que es responsabilidad absoluta del Gobierno nacional.

Además exigieron que haya fuertes sanciones para los «especuladores y formadores de precios» y también una implementación de impuestos progresivos a empresas y bancos con «ganancias usurarias». Se espera más cortes y piquetes el jueves desde las 11 en el Obelisco, que terminará en un cierre con bombos y platillos en la Plaza de Mayo.