Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Bolivia

SOCIEDAD

Bolivia dará respuestas sobre el argentino que murió por no recibir atención médica

Alejandro Benítez, de 61 años, murió en Bolivia por supuesto abandono de persona por no tener dólares o pesos bolivianos.

<

El Gobierno de Bolivia entregará a su par argentino el resultado de una completa auditoría que realizó en torno a la muerte en ese país del ciudadano argentino Alejandro Benítez, quien tuvo un accidente vial. En el marco de la investigación, se tratará de establecer si falleció tras no recibir atención médica o por alguna otra circunstancia. La Cancillería Argentina y el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, elevaron quejas contra el país hermano.

El embajador argentino en La Paz, Ariel Basteiro, aseguró este miércoles a Télam que hubo, en las últimas horas, una reunión entre autoridades de las cancillerías de ambos países. Hubo participación también de funcionarios del área de Salud, para dilucidar lo ocurrido con la muerte de este argentino de 61 años oriundo de la provincia de Salta.

Declaraciones del diplomático argentino en Bolivia

“El Gobierno de Bolivia hizo una auditoría sobre el caso y entregará a la Argentina, en 48 horas, un informe con la historia clínica de la entrada del paciente a la sala de primeros auxilios. Cuánto tardó la ambulancia, lo que hicieron con el paciente en el hospital y el horario de fallecimiento”, indicó Basteiro. El diplomático indicó que, según las autoridades bolivianas, el argentino accidentado estuvo una hora y veinte minutos desde que llegó al centro asistencial hasta que se constató su deceso.

Asimismo, en el encuentro entre funcionarios de ambos países para analizar el tema, que había sido solicitado por el Gobierno argentino, se acordó la realización de una nueva reunión entre representantes del área de Salud de ambos países, lo que se concretará el próximo martes. Esta reunión tendrá el objetivo de mejorar la redacción del convenio de reciprocidad en materia de salud vigente entre ambos países, según explicó Basteiro.

“El problema principal es que, a este acuerdo, Bolivia o no lo distribuyó bien o en algunos lugares de su territorio no llegó o no estaban informados”, indicó. Basteiro expresó que en los últimos tiempos hubo cinco o seis accidentes que involucraron a argentinos en Bolivia y “cuando sucedieron en ciudades más grandes hubo respuesta” del sistema de salud boliviano para asistir a los argentinos.

Contradicciones entre las versiones que circulan

La embajada del Estado Plurinacional de Bolivia en la Argentina expresó sus “sentidas condolencias” por la muerte en su territorio de Benítez. Sin embargo, al contrario de lo que afirmó la familia, el comunicado indicó que recibió “atención médica inmediata y fue valorado por especialistas; sin embargo, debido a la gravedad de las lesiones, su deceso no pudo evitarse”.

El hijo del argentino fallecido en Bolivia había denunciado en declaraciones periodísticas que al grupo que acompañaba su padre “no le aceptaban” pesos argentinos para el traslado “desde el centro de salud donde estaba hasta un hospital”. Por ese motivo, se están haciendo “las investigaciones necesarias a fin de establecer si existió alguna vulneración de la normativa aplicable al caso, determinar con precisión cómo ocurrieron los lamentables hechos y si existieron responsabilidades de alguna naturaleza”.

La tajante opinión de Evo Morales

Evo Morales se refirió al caso Benítez y opinó que la polémica en torno a ello “se ha magnificado”. Al mismo tiempo, aseguró que, según autoridades de la ciudad de Ivirgarzama –donde ocurrió el incidente vial–, “no es verdad” que la víctima no haya recibido atención médica boliviana, más allá de lo manifestado por los parientes del fallecido.

“Probablemente el hospital no tenía todos los recursos para atender semejante dolencia, pero la atención se prestó”, explicó Morales. Y agregó: “Yo solo puedo renovar mis condolencias y solidaridad con la familia” de Benítez. El propio Morales, al brindar una clase magistral en la Universidad Nacional de Rosario, había pedido perdón en nombre de su país por el lamentable suceso.