Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Córdoba

SOCIEDAD

Caso Dalmasso: la fiscalía de Córdoba pidió la absolución de Marcelo Macarrón

Según las investigaciones, no hay pruebas para culpar al viudo del crimen cometido en Río Cuarto, Córdoba.

<

El fiscal Julio Rivero pidió la absolución de Marcelo Macarrón por el crimen de su esposa Nora Dalmasso, ocurrido el 25 de noviembre de 2006 en la ciudad de Río Cuarto, en el sur de la provincia de Córdoba. Así lo hizo al realizar duras críticas a la investigación contra sus colegas, la policía e incluso los médicos y peritos forenses. Además, Rivero rechazó la hipótesis de que Macarrón pagó para ordenar el asesinato de quien era su esposa.

En su alegato, según NA, el fiscal Rivero apuntó directamente a la Policía al recordar que el día del asesinato, mientras se buscaban huellas en la vivienda donde Dalmasso estaba muerta, efectivos de la fuerza “se comieron un lomito sobre la mesa”. Y también recordó que no contaban con suficientes hisopos para levantar rastros de la víctima y que hasta se le permitió a un cura manipular su cuerpo. 

Sería irresponsable, oportunista y cobarde acusar”, declaró el fiscal en su alegato. Ante esa argumentación, y al no haber querellantes en el juicio, el jurado popular no podrá decidir acerca de la existencia del hecho y de la participación del viudo en el crimen. Por lo tanto, Marcelo Macarrón está al borde de la absolución, algo que tanto él como su familia esperan desde hace 15 años.

Acusación contra Macarrón

Marcelo Macarrón llegó al juicio acusado por el delito de «homicidio calificado por el vínculo, por alevosía y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal». A esa acusación había llegado el fiscal Luis Pizarro, que fue el último que instruyó la causa. Además, Rivero señaló al tratamiento que se le dio a la víctima a lo largo de los años: “A Nora la matamos todos los años porque se ensañaron con ella, como la Nora era linda y de ojos celestes ´por algo le pasó´. Ya está muerta la Nora, no la maten más”, pidió.

El hijo de la pareja, Facundo Macarrón, brindó declaraciones a la prensa al comenzar el juicio contra su padre en los Tribunales de Río Cuarto, Córdoba, el 14 de marzo. «Vinimos con mi hermana (Valentina) a acompañar a papá en este duro momento que afrontamos como familia», remarcó Facundo Macarrón. Además, destacó que el asesino «hace 15 años que está suelto» y lamentó que su padre tenga posibilidades de quedar detenido. «Es nuestro gran temor, y la razón por la que estamos tan angustiados. Claro que puede quedar preso. Él estuvo muy angustiado este fin de semana: es un hombre que perdió a su esposa, después me imputaron a mí y ahora a él». 

¿A quién acusan del crimen que sacudió a Córdoba?

Macarrón viene sosteniendo en el juicio que el empresario Miguel Rohrer es el “supuesto” autor material del crimen de su esposa. Ahora se muestra enfrentado a quien fue su primer abogado Lacase, a quien acusa de haber armado la coartada de que en la fecha del asesinato ese empresario estuvo en Buenos Aires y no en Río Cuarto.

Rohrer, quien había sido señalado como sospechoso del crimen por Facundo y Valentina, hijos de Dalmasso y Macarrón, atacó al “clan familiar” por “culpar a personas que nada tienen que ver”, y calificó de “tremendo mentiroso” al hijo menor del matrimonio, al asegurar que merece “el premio al peor hijo que pueda tener Río Cuarto”. El empresario era una persona muy allegada a la familia de la víctima y, según Facundo Macarrón, «los fiscales nunca lo investigaron».

El entramado político evidenció así el “carácter clasista condescendiente con los poderosos de la corporación judicial de Córdoba. Buscaron amantes en lugar de asesinos, persiguieron y demandaron a un periodista en lugar de destinar sus energías a resolver el caso”, resumió Vaca Narvaja, sobre quien pesa la –hasta ahora– única condena de la causa por “daños y perjuicios”.