Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

Cristina Kirchner embistió contra Alberto Fernández por la “lapicera”

La vicepresidenta Cristina Kirchner participa del acto en homenaje a Juan Domingo Perón en Ensenada.

<


Dos semanas después del plenario de la CTA, Cristina Kirchner volvió a hacer una aparición pública en Ensenada, en el homenaje por el 48° aniversario del fallecimiento de Juan Domingo Perón. Allí, haciendo uso del libro “Manual de conducción política”, la vicepresidenta embistió contra Alberto Fernández por la “lapicera”, luego de que este apuntara contra ella en el evento que se realizó en la CGT el día viernes.

“Yo no persuadí a la gente con palabras, porque persuaden poco. Yo persuadí a la gente con hechos y acciones”, es la frase que la presidenta del Senado eligió del libro de Perón, escrito en 1951. A partir de ello, hizo especial foco en la importancia de que los mandatarios no solo realicen promesas o actos de fe, sino que hagan acciones concretas en beneficio de la sociedad.

“La conducción, el amor del pueblo es en base a los hechos. Creo que es propio de la conducta humana, es importante que entendamos la mecánica de la construcción, de la construcción de la política. ¿Por qué lo atacaron a perón? Porque usaba la lapicera en función al pueblo. Por eso lo metieron preso. Por eso los bombardeos, el primer acto terrorista que tuvo la Argentina. Nunca hubo un caso en donde fueron bombardeados por sus propias Fuerzas Armadas”, apuntó Cristina Kirchner.

Contexto de la alocución de Cristina Kirchner

El día viernes, el presidente de la Nación hizo su propia interpretación de la vida política del exmandatario argentino. “Cuando muchos le pedían que no era el camino el diálogo, que había que tomar las armas, nos enseñó que jamás hay que obligar a nadie, hay que persuadir, y me quedó con esas frase, porque la política no es otra cosa que convencer al otro que lo acompañe en la empresa que va a empezar”, subrayó el titular de la Casa Rosada.

 “El poder no pasa por ver quién tiene la lapicera, sino por el que tiene la capacidad de convencer, y convencer es una tarea mucho más ardua, pero más segura”, recalcó Fernández. Sin embargo, Cristina Kirchner volvió a resaltar la importancia de este objeto tan cotidiano. Al recordar las gestiones del general, mencionó que, gracias a esa lapicera, el Departamento de Trabajo se convirtió en Secretaría. Y rememoró, a su vez, que gracias a él se legislaron el aguinaldo y las vacaciones pagas, algo que hizo mella dentro del propio círculo militar de Perón.

Llamado de atención al presidente

Posteriormente, volvió a señalar a Alberto Fernández por sus fuertes respuestas contra la oposición, a quienes les pidió “que se callen”. “Yo veo que los peronistas más que nada nos reímos con algunas cosas que dicen y hacen los gorilas, pero no queremos que desaparezcan, no está en nuestra ontología. Somos un movimiento popular con alegría, ganas de celebrar la vida también. La agresividad no es buena para los argentinos”, indicó.