Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Italia

MUNDO

Derrumbe en los Alpes italianos deja un saldo de seis muertos

Las tareas de rescate resultan complicadas porque se temen más desprendimientos. Hay decenas de personas desaparecidas bajo la nieve.

<

Al menos seis muertos, ocho heridos, dos de ellos de gravedad, y una docena de personas desaparecidas es el saldo que dejó un desprendimiento de un parte del glacial de la Marmolada, en los Alpes de Italia, cerca de la frontera con Suiza. Los rescatistas evacuaron la zona en caso que ocurran nuevos desprendimientos, a la vez que se buscan posibles víctimas.

De acuerdo a las primeras informaciones dadas a conocer por el Salvamento Alpino, el hecho se habría producido cerca de Punta Rocca, en la vía de ascenso de la ruta normal para llegar a la cumbre donde había varios senderistas. Según los medios italianos, los cuerpos de las víctimas fueron extraídos de la masa de hielo pero aún no han sido recuperados y las búsquedas continúan para verificar la presencia de otras personas, informó NA.

Las tareas resultan complicadas porque se temen más desprendimientos. De todas maneras, en la zona se desplegaron cinco helicópteros y unidades caninas para comprobar la presencia de otras personas, mientras que los heridos fueron trasladados a los hospitales de las localidades de Trento, Bolzano, Belluno y Treviso.

El sábado se alcanzó el récord de temperatura en la Marmolada, con unos 10 grados en la cima, según explicó Luca Zaia, presidente de la región de Véneto, donde se encuentra parte del grupo montañoso. Zaia y su par de región del Trentino, Maurizio Fugatti, siguen constantemente la emergencia y el segundo de ellos llegó a Canazei, donde se estableció un punto operativo para gestionar la emergencia.

Según los testigos, el trozo de glacial se partió en dos puntos y generó un derrumbe de casi trescientos metros de ancho que arrasó todo lo que había a su paso. «Escuchamos un ruido fuerte, propio de un derrumbe, luego vimos una especie de avalancha compuesta de nieve y hielo descendiendo a gran velocidad y ahí me di cuenta que algo grave había pasado. Con binoculares se puede ver la rotura desde aquí», explicó uno de los gestores del refugio Castiglioni Marmolada.