Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Esteban Bullrich

POLÍTICA

El pedido de Esteban Bullrich al arco político para salir de la crisis

Por medio de sus redes sociales, Esteban Bullrich culpó a todos los politios de la crisis económica que se afronta.

<


Argentina se encuentra sumergida en una crisis económica y social que el Gobierno aún no logró revertir. El conflicto llegó a un punto tal que el presidente y la vicepresidente no tienen diálogo y durante la última semana renunció el ministro de Economía. Esto pone en una compleja situación al país de cara al futuro, algo de lo que se percató Esteban Bullrich e intentó alertar.

El exsenador dejó su banca en diciembre del 2021 a raíz de que la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) avanzó sobre él. Entre lágrimas y con un emotivo discurso, el exministro de Educación renunció a sus funciones pero sigue relacionado al área política desde su nueva posición. Ahora utiliza sus redes sociales para visibilizar y contribuir en la conformación de un mejor futuro.

«Dejen de discutir qué porcentaje de culpa tiene cada uno en la situación actual. Todos tenemos una parte, TODOS. Mucho más productivo es debatir qué aportará cada uno a la solución. Mucho más. Y es lo que esperan los argentinos de nosotros», publicó Esteban Bullirch. De este modo, no solo responsabilizó al Gobierno de la actual crisis sino también a Juntos por el Cambio y otros partidos políticos.

El discurso de Esteban Bullrich

Ya en su último discurso en el Congreso de la Nación, Esteban Bullrich dejó en evidencia este deseo que tiene aunque, por el momento, desde el arco político no lo tomaron. «Nuestro país clama por consensos. Los números de pobreza, la falta de desarrollo, los jóvenes que se van del país, la catástrofe educativa y la continua y prolongada postergación de nuestros sueños, producida por un estancamiento del que somos culpables los políticos y no los argentinos, nos obligan a gobernar diferente. Todos hemos sido culpables de gobernar con tapones en los oídos, todos, nosotros también. No hay más tiempo para eso», remarcó.

Además, sostuvo que «esa falta de diálogo trasciende estas paredes, vivimos en un país enfocado en la grieta y en el debate violento, un país en el que la gente de bien escapa de la política, la desprecia y la condena. Un país en el que la gente se recluye en lo privado, soltando el sueño de ser parte de la construcción de una Argentina mejor. Un país en el que empujamos a la gente a no ejercer lo que es el rol más alto de una democracia: el rol de ciudadano», concluyó.