Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
cambio climático

MUNDO

Europa: que es la etiqueta «verde» que se utilizará para el gas y la energía nuclear

«No habrá ‘lavado’ verde», explicó la comisaria de Servicios Financieros de la Unión Europea, Mairead McGuinness.

<

Este miércoles, el Parlamento de la Unión Europea apoyó etiquetar las inversiones en centrales de gas y nucleares como respetuosas con el medio ambiente, echando por tierra un intento de bloquear una propuesta legislativa que ha sacado a la luz profundas diferencias en el bloque europeo sobre cómo luchar contra el cambio climático.

La votación allana el camino para que la propuesta de la Comisión Europea se convierta en ley, a menos que 20 de los 27 Estados miembros del bloque decidan oponerse a la medida, lo que se considera muy poco probable. Las nuevas normas añadirán a las centrales de gas y nucleares a la «taxonomía» de la Unión Europea, una lista de actividades económicas que los inversores pueden etiquetar y comercializar como ecológicas en el bloque.

De los 639 legisladores presentes, 328 se opusieron a la moción de bloqueo de las propuestas del bloque en materia de gas y energía nuclear, mientras que 278 votaron a favor. Otros 33 se abstuvieron. Quienes se oponían a las nuevas normas no consiguieron los 353 votos necesarios para obtener la mayoría en una cámara de 705 escaños.

Esto supondrá un alivio para la Comisión Europea, que propuso las normas en febrero tras más de un año de retraso y una intensa presión por parte de distintos Gobiernos y de los sectores del gas y la energía nuclear. «No habrá ‘lavado’ verde», explicó la comisaria de Servicios Financieros de la Unión Europea, Mairead McGuinness, informó Reuters.

Si bien la energía nuclear no emite CO2, produce residuos radiactivos. El gas es un combustible fósil que produce emisiones que calientan el planeta, pero que algunos países europeos ven como una vía de salida del carbón, más sucio. Francia, que depende de la energía nuclear, y Polonia, que utiliza mucho carbón, son algunos de los países que apoyan la nueva normativa.