Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Guillermo Moreno

POLÍTICA

Guillermo Moreno habló tras ser condenado por el caso “Cascos o guantes”

¿Se arrepiente o no Guillermo Moreno de lo ocurrido en aquella asamblea de Papel Prensa? Su respuesta sorprenderá.

<


El exsecretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Moreno, recibió el martes una mala noticia por parte de la Justicia. Es que el Tribunal Oral Federal Nº 8 lo condenó a dos años de prisión en suspenso por el caso “¿Cascos o guantes?”. Se trata del recordado episodio en el que el exfuncionario del kirchnerismo irrumpió en una asamblea de la empresa Papel Prensa. En este marco, el propio Moreno salió a hablar tras el fallo y se descargó.

En diálogo con Más Allá de las Noticias (AM 550), Moreno se pronunció con dureza sobre la sentencia. “Son las reglas del juego, así funciona y prefiero decir que estamos en Estado de Derecho porque ya viví Estado de violencia. Hay que aguantársela. Nunca Jesús te pone una cruz que no puedas soportar. Muchachos, es así la vida”, dijo el exfuncionario, casi como aceptando su culpabilidad.

Además, detalló que “de tres jueces que escucharon la parte acusadora y la parte de la defensa, uno dijo que era inocente y dos, que era culpable”. La decisión fue tomada por el TOF 8 integrado por los jueces Nicolás Toselli y Sabrina Namer, quienes se volcaron a favor de la culpabilidad de Moreno, y Gabriela López Iñiguez, quien se inclinó por la absolución del exfuncionario.

La sentencia en contra del exsecretario de Comercio Interior es por supuesta “perturbación al ejercicio de funciones públicas” y “amenazas” tras haber asistido a la citada asamblea de Papel Prensa con un casco y guantes de boxeo que ofreció “de forma intimidatoria” a los miembros del directorio de la firma. Ahora, resta que los fundamentos del fallo sean revelados por el juzgado el próximo 12 de julio.

A posterior, la defensa de Moreno podrá apelar para que la sentencia sea revisada por la Cámara Federal de Casación Penal y –en un hipotético caso– podría intervenir la Corte Suprema. Al respecto, el peronista aceptó con ironía la resolución, aunque se defendió: “El abogado defensor demostró claramente que no había ningún delito”.

“Si los dos que no se convencieron ‘por a, b o c’, ellos sabrán lo que hacen”, disparó. Y reiteró: “Te la tenés que aguantar, no voy a generar ningún hecho que violente el marco normativo”. Pero, por último, disparó: “Dos años preso será, la Justicia –supongo yo– también reflexiona dentro de sus bares, bibliotecas”.

“¿Cómo me voy a arrepentir?”

En otro tramo de la entrevista, Moreno remarcó: “Calavera no chilla. Me preguntó ayer un periodista si me arrepentía: ¿Cómo me voy a arrepentir? Yo defendí el interés nacional y el juez comercial, que fue el primero que intervino, me dio la razón. Ellos no podían cambiar el órgano de fiscalización. Ellos querían votar si un decreto estaba vigente o no y yo dije ‘Mire que eso no está sometido a votación’”. “Si yo no hacía eso, vos no tenías más fiscalización del sector público en una empresa que se hizo con diferimiento impositivo”, amplió.

En su favor, el exfuncionario insistió con que el juez en primera instancia le dio la razón. Y detalló: “Todo fue explicitado en el juicio: los guantes eran de payaso, los cascos eran de plástico. Ya había habido una pelea culpa de ellos, que reconocieron, a los golpes en Papel Prensa y habían quedado heridos que salieron por TV y el juez dijo ‘Muchachos, discutan de manera civilizada’ y, bueno, fue lo que hice, pero de manera civilizada. Si va a haber trompadas, acá tienen los guantes y los cascos”, ironizó.

El polémico video

Desafortunadamente para el exsecretario de Comercio Interior, la situación quedó registrada en video. En el mismo, se puede observar la irrupción de Moreno, quien dice: “¿Casco o guantes? Tengo casco y tengo guantes. ¿Qué quieren? Casco o guantes hay para elegir porque el juez dijo que nos tenemos que portar bien. La última vez dijo que no nos portamos bien, vino un gil tiró una trompada y se rompió el dedo. Entonces ahora para que no se rompan el dedo ¿Casco o guantes? Tienen para elegir”.

“Acá no se va a votar bajo ningún aspecto lo que quieren los accionistas del sector privado. Todos mis funcionarios varones a partir de este momento se bancan lo que tengan que bancarse. Acá no se vota”, afirma el referente del partido Principios y Valores, que fracasó en las últimas elecciones legislativas, en otro tramo del registro fílmico, al interrumpir justamente la puesta en discusión de uno de los puntos del día.

El prontuario de Moreno

El exfuncionario también fue condenado en octubre de 2017 a dos años y medio de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por haber utilizado fondos públicos para comprar merchandansing con la leyenda “Clarín Miente”. Esto fue en medio de la pelea del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con el grupo mediático.

La condena está ahora a estudio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En un segundo juicio, muy similar al de ahora, Moreno fue absuelto por haber perturbado una asamblea del Grupo Clarín en abril de 2013. Por otra parte, el exfuncionario cuenta con una cuarta causa en instancia de juicio oral.

Es por la presunta manipulación de los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) cuando ejercía la Secretaría de Comercio Interior. En ese caso, Moreno fue elevado por el primer trimestre del año 2007 cuando se habrían alterado los datos del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Más allá de que pasaron más de 10 años de abierto el expediente, todavía se sigue investigando el tiempo restante de la supuesta alteración de datos del Indec. Ahora, el peronista afronta el juicio por el boicot a Papel Prensa a cargo de un TOF Nº 8 compuesto por Gabriela López Iñíguez, Nicolás Toselli y Sabrina Namer. En caso de ser condenado, podría recibir una pena de hasta seis meses de prisión.