Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Inflación
(Gustavo Gavotti)

SOCIEDAD

Inflación que no para: el sector panadero le pidió al Gobierno nacional  “más controles”

El rubro teme que el kilo de pan se eleve a $400, debido a la supuesta especulación de las empresas molineras.

<

El sector panadero del sur del conurbano bonaerense acordó que el precio del pan debe fluctuar entre $320 y $340. Sin embargo, puso como condición que la Secretaría de Comercio, dependiente del Gobierno nacional, realice «más controles» sobre el costo de la harina que les entregan molinos que participan del fideicomiso del trigo. La semana pasada, la Federación Industrial Panaderil bonaerense advirtió que el precio del kilo de pan podría elevarse a $400 por la inflación.

 «No vamos a avalar un precio del pan a $400. Nos pusimos de acuerdo en un pan de $320 o $340, pero sabemos que hay que generar herramientas de fiscalización para que muchas panaderías que están recibiendo harina subsidiada no sean pícaras y lo vendan a $400«, sostuvo Gastón Mora, titular del Centro de Panaderos 27 de Abril de Avellaneda, según NA

Reunión con la Secretaría

Mora encabezó una delegación que fue recibida esta tarde por el Secretario de Comercio, Martín Pollera, en la que se analizó la problemática del sector. El dirigente afirmó que habrá «mucho control en las panaderías y vamos a auditar el tema de los molinos. Queremos que no haya sobreprecio porque reciben fondos del Estado». Asimismo, añadió que harán público a los molinos y a las panaderías que no cumplan con lo pactado.

 Cabe recordar que el fideicomiso del trigo no tiene un funcionamiento pleno debido a que el dinero recaudado ya habría sido aplicado y además hubo varias empresas que decidieron no participar o que directamente nunca recibieron lo prometido. Más temprano, Pollera recibió a Juan Manuel Airoldes, presidente de la Unión Industriales Fideeros, y la conclusión fue similar.

Los empresarios le manifestaron su «inquietud por el acopio de los fideicomisos» que impiden operar con un «marco de certidumbre y equitativo para la fábrica de fideos». «Nos vamos conformes y con la expectativa de tener avances esta semana y tener una solución a principios de agosto», señaló el titular de la UIF, preocupado por la creciente inflación

Argumento de las empresas molineras

Las empresas molineras argumentan que la Casa Rosada no les está pagando los subsidios que contempla el Fondo. Ese instrumento fue puesto en marcha tras el estallido de la guerra Rusia-Ucrania, lo cual provocó una disparada de los precios internacionales del trigo. Al mismo tiempo, se subieron las retenciones a la harina y el aceite de soja de 31% a 33%, con el objetivo de recaudar unos USD 400 millones anuales y compensar el precio de la harina de trigo que llega a las panaderías.

Panaderos afirmaron que la bolsa de harina de 25 kilos, con subsidio, cuesta $1.346 más impuestos; pero sin subsidios, se va a $2.500. Ante ello, explicaron que el kilo de pan, que está entre $300 y $320, puede pasar a $340 con harina subsidiada, pero sin subsidio ese valor podría trepar hasta los $400. Los dirigentes del sector insisten con que la actividad atraviesa uno de los momentos más críticos de los últimos años, ya que muchas panaderías cerraron o, en su defecto, redujeron personal.