Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Italia

MUNDO

Italia: continúa el debate político sobre salvar al Gobierno de Mario Draghi o llamar a elecciones

Draghi se presentará el próximo miércoles ante el Parlamento para dar una comunicación sobre su renuncia al Ejecutivo.

<

Los partidos políticos de Italia continuaban este viernes las discusiones para decidir la continuidad o no del Gobierno del primer ministro Mario Draghi, que el jueves renunció a su cargo pero su dimisión fue rechazada por el presidente Sergio Mattarella, con la posibilidad de que el jefe de Estado decida adelantar las elecciones si el aún premier no consigue un respaldo del Parlamento.

Tras encabezar durante 17 meses una amplia coalición con casi todos los partidos con representación parlamentaria, Draghi renunció tras comprobar que «la mayoría de unidad nacional que ha apoyado a este Gobierno desde su creación ya no existe» a causa de la negativa de uno de los miembros del Ejecutivo, el Movimiento Cinco Estrellas (M5E), a acompañar un voto de confianza al premier en disconformidad con un paquete económico, informó Télam.

Draghi se presentará el próximo miércoles ante el Parlamento para dar una comunicación sobre su renuncia al Ejecutivo, que en la práctica se convertirá en una verificación de cuánto respaldo conserva para continuar al frente del Gobierno, con o sin el M5E dentro de la coalición.

Luego de que Mattarella rechazara la renuncia de Draghi y lo animara a darle un paso parlamentario a la crisis política, las discusiones entre los distintos partidos buscarán clarificar hasta el miércoles si aún hay margen para que el premier continúe al frente del Ejecutivo hasta marzo próximo, cuando termina la Legislatura (mandato) actual y deben convocarse nuevas elecciones, o si la experiencia del economista debe darse por terminada y se llaman a nuevos comicios.

Los que están a favor de Draghi

Desde la centroizquierda, el Partido Democrático e Italia Viva se manifestaron a favor de una continuidad de Draghi, en particular en medio de la guerra en Ucrania y cuando Italia debe terminar de definir el destino de los 209.000 millones de euros que recibió de Europa para la pospandemia.

«Haremos todo lo posible para convencer al presidente Draghi de que se quede, porque creemos que Italia todavía necesita su calidad: es el italiano con más autoridad, la persona adecuada para dirigir el país en un momento tan difícil», adelantó a Télam el diputado y presidente de Italia Viva, Ettore Rosato.

Entre el Partido Democrático e Italia Viva, de todos modos, el principal punto de desencuentro se basa en si el Cinco Estrellas debería o no seguir formando parte de la coalición luego de que la fuerza liderada por el expremier Giuseppe Conte cargue sobre sus hombros la responsabilidad de haber originado ayer la crisis política por sus desacuerdos con Draghi.

«Ahora solo se trabaja para que el miércoles en las Cámaras se recree la mayoría y se pueda reiniciar el Gobierno de Draghi. El país está sumido en una crisis gravísima que no se puede permitir», planteó un comunicado del Partido Democrático. Por otro lado, los dos partidos conservadores que integran desde el inicio la coalición que sostiene a Draghi, la ultraderechista Liga y Fuerza Italia, pidieron no tener miedo a «darle la palabra a los italianos», en un apoyo implícito al adelantamiento electoral.

M5E

El M5E, mientras tanto, busca instalar que su negativa a votar la confianza a Draghi de este jueves no implicó la quita de apoyos al actual premier sino que estaba directamente ligada al rechazo al proyecto conocido como «DL Ayudas» que consideraban insuficiente desde el punto de vista de los fondos sociales comprometidos y en el que se incluyó la construcción de un incinerador de basura en Roma, al que se oponen.

La jefa de bloque del Cinco Estrellas en el Senado, Maria Domenica Castellone, dijo este vienes que tienen en efecto «toda la disponibilidad» de volver a dar la confianza a Draghi el miércoles. En caso de una nueva mayoría que no contemple a la fuerza de Conte, el principal sostén legislativo del Gobierno sería, con amplia diferencia, la Liga del debilitado Matteo Salvini, un partido con posiciones conservadoras y nacionalista en temas migratorios y económicos que es visto de forma negativa en el resto de Europa.