Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Miguel Etchecolatz

POLÍTICA

«Jamás va a descansar en paz»: repercusiones tras la muerte del genocida Miguel Etchecolatz

La muerte de Miguel Etchecolatz, genocida de la última dictadura, generó repercusiones en los defensores de los derechos humanos.





banner

La muerte de Miguel Etchecolatz, uno de los genocidas de la última dictadura militar, generó repercusiones en los defensores de los derechos humanos. A sus 93 años y con nueve cadenas perpetuas, el exjefe de la Policía bonaerense, murió antes de ser operado. Taty Almeida, referente de Madres de Plaza de Mayo; Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos, y otros se expresaron tras la noticia.

Este sábado por la mañana, el Tribunal Oral Federal número uno de La Plata confirmó el deceso del represor que acumulaba casi una decena de cadenas perpetuas. Defensores de derechos humanos y víctimas de la última dictadura militar expresaron la sensación que les ocasionó la muerte de Miguel Etchecolatz.

Taty Almeida, miembro de las Madres de Plaza de Mayo, habló tras la noticia: «Efectivamente se ha ido sin arrepentirse de todos los crímenes que cometió y sin decir nada sobre Julio López. Fue, es y será un ser despreciable, estoy segura que jamás va a descansar en paz», dijo según Télam. Además aseguró que «es insólito que se están muriendo y no se arrepienten«.

Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos, realizó un posteo en su cuenta de Instrgram sobre la reciente muerte: «Etchecolatz fue un ejemplo evidente de quienes se mueren sin mostrar jamás arrepentimiento, ni compasión frente a las víctimas o sus familiares, llevándose a la tumba la información sobre el destino de los cuerpos o de los niñxs apropiados«, escribió.

Otra de las que expuso su visión fue Marta Úngaro, hermana de Horacio, víctima de la denominada «La Noche de los Lápices», perpetrado en septiembre de 1976. «Cuando me desperté con la noticia de que murió Etchecolatz, tuve una sensación de impunidad porque si bien estaba condenado, durante 46 años siguió perpetrando el secuestro sistemático y desaparición de personas«, expresó a Télam.