Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Milagro Sala

POLÍTICA

Milagro Sala rompió el silencio: «Siento que ahora la vida me jugó una mala pasada»

Con la voz decaída, Milagro Sala hoy está de alta en su domicilio, aunque cree que no podrá recuperarse completamente.

<


Milagro Sala, líder de la agrupación Tupac Amaru, manifestó que la enfermedad que enfrenta es muy «jodida» y que hay riesgos de que uno de los coágulos se trasladen al cerebro o los pulmones. «Siento que la vida me jugó una mala pasada«, sostuvo entre llantos y angustia la dirigente social que sigue luchando contra la trombosis venosa profunda.

«Me dieron el alta, pero con mucho control y tengo quince días de reposo en mi casa y después me tienen que hacer de nuevo todos los estudios para ver si se está deshaciendo el coágulo que tengo en las dos partes de la vena. «Esta enfermedad me hace pensar muchas cosas y reflexionar. No es fácil lo que tengo y tengo miedo que la vida me juegue de otra manera y me caiga de sorpresa», sentenció Sala en una entrevista para la radio AM 750.

«Siempre me he sentido una persona fuerte y que nunca iba a bajar los brazos y que siempre iba a estar con la cabeza alta, pero siento que ahora la vida me jugó una mala pasada y no sé si hoy duermo la siesta y me puedo despertar, porque es una enfermedad muy jodida y uno de los coágulos que tengo puede quedarse en los pulmones o en la cabeza y paso para el otro lado», señaló la dirigente social.

«Uno de los coágulos que tengo en cualquier momento me sube a los pulmones o la cabeza y chau. El medico me dijo que tengo que tener mucho cuidado y que esto no pasa de la noche a la mañana y tengo un tratamiento de 8 o 9 meses. Que pase lo que tenga que pasar», remarcó Sala con cierta resignación por el avance de la enfermedad.

«Lo de la visita de Alberto Fernández me cayó de sorpresa y me cayó bien. Voy a cumplir 7 años detenida y me robaron 7 años del crecimiento mis nietos», remarcó Milagro y luego habló del gobernador de Jujuy: «Gerardo Morales no me sorprende nada de lo que haga o diga, porque es una persona misógina. Realmente cree que puede hacer de la vida de cualquiera lo que él quiere».

«La única manera en que me pueden ayudar a mi es militando fuertemente y tratar de unir todos los sectores para que gobierne un Gobierno nacional y popular que defienda a los que menos tienen y que la distribución de la riqueza pueda llegar a los que menos tienen», concluyó en una entrevista bastante extensa con periodistas amigos.