Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Perros

SOCIEDAD

No se salvan ni los perros: alertan falta de comida para mascotas por cepo a las importaciones

Por las restricciones para las importaciones, la comida para perros podría entrar en falta durante las próximas semanas.

<

Con la llegada de Silvina Batakis al Ministerio de Economía, varios asuntos cambiaron en el Gobierno nacional. La dirigente considera que es necesario recaudar dólares para reforzar las cuentas del BCRA y tener el dinero para invertir. Sin embargo, este esquema perjudica a muchos argentinos que quieren bajar al exterior o que necesitan productos importados para sus comercios e incluso también preocupa a los perros.

Lo que sucede es que el alimento para mascotas está dentro de las importaciones en su gran mayoría. Con el cepo a las compras desde el exterior, se han visto inmersos en un problema que desde la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (CAENA) denunciaron que puede faltar productos en el corto y mediano plazo si no se libera el cupo.

Juan Pablo Ravazzano, titular de dicho organismo, reveló que el Banco Central «nos imposibilitó pagar en el exterior las compras que hacemos» desde el 27 de junio. En este mismo sentido, recordó que son «dependientes 100% de las importaciones» y que «el faltante de estos ingredientes importados puede trasladarse a la falta de alimentos para mascotas».

Además, Ravazzano explicó que las marcas de nutrición animal tienen fábricas en Argentina pero la falta de productos importados les impiden trabajar. Este sector da empleo a unas 30.000 personas que fabrican comida para perros, gatos y otras especies domésticas según indicó el funcionario en AM 550 y replicó Noticias Argentinas.

¿Cómo fueron las medidas del Banco Central?

A fines del mes pasado, el Banco Central anunció medidas que apuntan a restringir el acceso de importaciones. Las mismas buscan recaudar más dólares o aumentar su carga impositiva y reemplazar estos productos por otros e fabricación nacional aunque la materia prima sea del extranjero. Allí es donde nace el reclamo de los fabricantes de comida para perros y otros animales.

«Nos estarían faltando unos US$100 millones o US$120 millones en lo que resta del año para importar. Y si esto no se resuelve en el corto plazo, importar con dólares propios va a ser la única alternativa que vamos a tener», explicó el funcionario. En caso de que eso suceda, advierte que se podrían disparar los valores de estos productos y consigo la inflación.