Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Panamá

MUNDO

Panamá: el Gobierno participará de una mesa de negociación para frenar la crisis

La negociación en marcha se realiza con la mediación de la Iglesia católica.

Este jueves, el Gobierno de Panamá confirmó que participará en las conversaciones para destrabar la crisis que se desató hace dos semanas y se agudiza día a día con nuevos cortes de ruta y manifestaciones en reclamo de medidas para detener el alza de precios, que el miércoles impidieron la llegada de alimentos a la capital del país, mientras que en varias ciudades se registraron intentos de saqueos.

«Ya estamos listos para esperar al gobierno nacional para que le de respuesta al pueblo panameño», afirmó Fernando Ábrego, dirigente de la Asociación de Profesores de Panamá, tras una maratónica reunión, en Penonomé, donde las organizaciones que apoyan las protestas afinaron detalles para la negociación con el Gobierno, informó Télam.

La negociación en marcha se realiza con la mediación de la Iglesia católica, que aseguró que el Ejecutivo «confirmó» su participación en las conversaciones de este jueves. Las organizaciones piden una rebaja y congelamiento de los precios de la canasta básica, combustible, energía, medicamentos, la inversión del 6% del PIB en educación pública y el futuro del sistema de salud estatal.

También exigen tomar medidas contra la corrupción, en medio de fuertes críticas ciudadanas por los sueldos de altos funcionarios y el despilfarro de los recursos públicos. Tras más de dos semanas de protestas, el cierre de carreteras, principalmente en la vía Panamericana, que conecta a Panamá con Costa Rica, y ruta principal para el comercio y transporte de mercancías, ha provocado desabastecimiento.

Para aliviar la situación, más de 200 camiones con alimentos frescos trataron de llegar a la capital desde la provincia occidental de Chiriquí, el granero del país. Sin embargo, no pudieron avanzar por los distintos bloqueos en la Panamericana. «El esfuerzo solidario» para «hacer llegar a través de un corredor humanitario alimentos a la población en la ciudad capital ha fracasado», lamentó Jaime Caballero, dirigente del Suntracs, sindicato que apoya las protestas.