Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
paraguay

MUNDO

Paraguay: el Gobierno bajó el precio de las naftas para frenar la inflación

El primer semestre de este año cerró con una inflación del 6%, lo que generó un impacto dentro de la economía paraguaya.

El Gobierno de Paraguay bajó los precios de seis tipos de combustibles entre 500 y 200 guaraníes por cada litro (0,073 a 0,029 dólares) en las estaciones de la estatal Petropar, en un gesto que busca atenuar las consecuencias de la alta inflación, mientras se mantienen las negociaciones con el sector transportista, que realiza una movilización a nivel nacional.

«Como medida del Gobierno nacional, Petropar anuncia la reducción en los precios de sus combustibles. La baja es de 500 guaraníes en el diésel y nafta oikoite, 300 guaraníes en la nafta aratirí y kape, 200 ecoflex y 225 en gas licuado de petróleo», informó la petrolera estatal, publicó Télam. Los precios entrarán en vigencia este jueves.

El martes, el presidente Mario Abdo Benítez había anunciado que el Gobierno impulsará un «plan especial al sector del transporte» en momentos en que los transportistas ratificaban un paro a nivel país. El mandatario explicó que esta medida no buscaba desactivar las protestas, sino para transferirle un beneficio al consumidor.

Explicó que se trata de una decisión enmarcada en el «plan de contingencia del Gobierno Nacional a fin de mitigar la consecuencia del impacto de la elevada inflación» y afirmó que la petrolera estatal «tiene la capacidad» para esa baja. Los gremios del transporte y el Gobierno continúan en negociaciones para levantar el paro iniciado el miércoles, que busca, justamente, la disminución de los precios de los combustibles, y al que adhirieron algunos sectores de camioneros.

El representante de la Central Obrera de Transporte, César Sotelo, dijo que la reducción anunciada por el Ejecutivo es un «chiste» y no cumple con los reclamos. El primer semestre de este año cerró con una inflación del 6%, lo que generó un impacto dentro de la economía paraguaya, principalmente, en la evolución de los precios de los hidrocarburos y de los alimentos.