Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Quinta de Olivos

SOCIEDAD

Protesta frente a la Quinta de Olivos a dos años del “cumpleaños VIP” de Fabiola Yáñez

Se trata de la velada en la que participó, entre otros, el presidente Alberto Fernández, incumpliendo el decreto que él mismo estableció.

<

Al cumplirse dos años de la celebración del cumpleaños de la primera dama Fabiola Yáñez en plena cuarentena por coronavirus, se llevó a cabo este jueves una protesta frente a la Quinta de Olivos. Allí, personas autoconvocadas hicieron sonar sus cacerolas y exhibieron banderas argentinas y pancartas manifestando su repudio a lo sucedido en la velada del 14 de julio de 2020, de la cual también participó el presidente Alberto Fernández.

“Profanaron nuestro dolor, devuelvan las piedras” o “140.000 muertos y ellos de joda, ni olvido ni perdón”, fueron algunos de los fuertes mensajes que se podían leer en los carteles de los ciudadanos. También estaba la famosa foto de todos los asistentes al “cumpleaños VIP” en el chalet presidencial, lo cual claramente incumplía la norma vigente en ese momento, decretada por el propio jefe de Estado Fernández.

El segundo aniversario del Olivosgate, como se denominó al revuelo que generó la salida a la luz de esta celebración el 14 de julio de 2020, generó esta nueva protesta callejera. Del total de los asistentes a la celebración, sólo tres permanecen con riesgo a una condena judicial, mientras que el resto ofreció una “reparación integral del daño” causado con la asistencia a la fiesta, incluidos la propia cumpleañera y el Presidente.

El recuerdo de la “Marcha de las Piedras”

Con motivo de homenajear a las personas fallecidas por Covid-19 en Argentina, entre agosto y septiembre de 2021 se llevó a cabo la “Marcha de las Piedras” en Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada. El evento surgió como protesta contra el Gobierno nacional y su manejo de la pandemia, justamente luego de conocerse las fotos y los videos del “cumpleaños VIP” de Yáñez.

La iniciativa de la manifestación fue que cada persona llevara una piedra, en nombre de cada uno de los –hasta ese entondes– más de 107.500 muertos por coronavirus, y colocarla frente a la fachada de la Casa de Gobierno o de la residencia de Olivos con el nombre de la persona fallecida o una frase alusiva a la situación del coronavirus. “Por los que se fueron, por los que no están” y “Una piedra por cada ser querido que perdimos”, fueron algunos de los sloganes de la jornada.

Tanto en las rejas del perímetro de Casa Rosada como en la vereda de la residencia presidencial de Olivos, se colocaron carteles y pancartas con duros mensajes contra el Gobierno. En ambos lugares, los manifestantes entonaron el Himno Nacional, en medio de fuertes operativos de seguridad, con vallas, efectivos policiales y hasta camiones de bomberos.

Tras esa primera movilización, el Gobierno nacional retiró las piedras de la Plaza de Mayo y las trasladó hacia el interior de la Rosada. Ese accionar no cayó bien a los familiares de las víctimas. “No entendieron nada”, “no comprendieron el mensaje, ni captaron el significado de las piedras”, reprochó Ani Martino, una de las impulsoras de la iniciativa, en declaraciones a NA.

Ante ello, en septiembre se llevó a cabo la segunda edición de la “Marcha de las Piedras”. Bajo el lema “Esta vez las piedras se quedan en la plaza”, se generó una nueva concentración alrededor del monumento a San Martín, donde se colocaron las piedras con los nombres de las personas fallecidas. Además, se prendieron velas y pegaron carteles con leyendas como “No robar las piedras” y “Por todos los muertos por Covid”.