Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Chile

MUNDO

Senadora chilena demanda al Estado por 2 millones de pesos: quedó ciega durante las protestas de 2019

Durante las protestas de 2019, más de 30 personas murieron, 3.000 resultaron heridas y 30.000 detenidas durante las protestas.

<

Fabiola Campillai, que quedó ciega a raíz de una acción policial durante una ola de protestas en Chile en 2019 y ahora es senadora, demandó al Estado por los daños y pide una indemnización por más de 2 millones de dólares junto con otros miembros de su familia.

En 2019, la ahora senadora recibió el impacto de una bomba lacrimógena mientras esperaba el colectivo para ir a su trabajo, en un sector de la periferia en el sur de Santiago. «La señora Campillai, junto a su familia, demandaron de indemnización de perjuicios al Estado de Chile por el daño causado», dijo a Reuters su abogada Alejandra Arriaza, replicó NA.

«El derecho de las víctimas a la reparación integral es un deber del Estado, así ha sido asumido por Chile al firmar y ratificar tratados internacionales», agregó. La demanda fue presentada en febrero de este año ante un tribunal en el municipio donde vive en el sur de Santiago, pero tras asumir como senadora en marzo y tener fuero el caso, fue trasladado a otra corte.

La demanda de Campillai es por 700 millones de pesos chilenos, que se suma a montos menores exigidos por sus dos hijas, su hermana, su madre y su esposo para un total de 2.200 millones de pesos, confirmó la corte de San Miguel que ahora revisará el caso.

Por otra parte, mientras se desarrolla un juicio oral, el expolicía Patricio Maturana está detenido preventivamente como responsable de la agresión que dejó ciega a Campillai en medio de las masivas manifestaciones que estallaron en Chile en octubre de 2019 y se extendieron por varios meses.

Otro joven también quedó ciego por acción policial durante las protestas, en las que decenas de personas fueron víctimas de traumas oculares. Varios organismos defensores de derechos humanos cuestionaron el actuar de la policía chilena en la represión de las manifestaciones. Más de 30 personas murieron, 3.000 resultaron heridas y 30.000 detenidas durante las protestas.