Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Sergio Massa

POLÍTICA

Sergio Massa negó un ofrecimiento y rechazó “versiones” sobre su futuro en el Gobierno

El líder del Frente Renovador se manifestó sobre una bandada de rumores que aparecieron en las últimas horas.



El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, afirmó este miércoles que no recibió “ningún ofrecimiento” para incorporarse al Gobierno nacional. El líder del Frente Renovador rechazó los “rumores y versiones” sobre un posible nuevo cargo que asumiría. Asimismo, delantó que entre el viernes y sábado próximos se reunirá con el presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos.

En una serie de tweets, Massa expresó: “Veo muchos rumores y versiones. No tuve ningún ofrecimiento y recién quedé en charlar con el Presidente sobre la agenda de trabajo entre viernes y sábado”. “Por otra parte vi que aparecieron ‘supuestos proyectos de mi autoría’ que circulan alrededor de las medidas económicas y de las del Banco Central”, sostuvo el tigrense.

En esta misma línea, Massa añadió: “Que quede claro que venimos trabajando en línea con el Banco Central y el Ministerio de Economía”. Al respecto, uno de los tres popes del Frente de Todos aseguró que “cuando tenga algo que decir o el Gobierno decida anunciar algo, se hará por los carriles correspondientes”, cerró Massa, resaltando esa última oración con todas las letras en mayúscula.

Crecen las especulaciones sobre el rol de Sergio Massa en el Gabinete

Minutos antes de que Massa rompa el silencio sobre los rumores, en distintos medios de comunicación se habló del actual titular de Diputados se convertiría en una especie de “superjefe de Gabinete Económico”, consignó la periodista Marcela Pagano en A24. La citada aclaró que la información todavía no estaba confirmada y que, en caso de que sí, “se anunciaría entre el lunes y el martes” de la próxima semana.

En tanto, Juan Manzur “se mantendría como jefe de Gabinete”. El dirigente tucumano entró en el circuito de versiones debido a que, además de Massa, surgió el nombre de otro nombre propio fuerte. Se trata de Jorge Capitanich, actual gobernador de Chaco y uno de los hombres de máxima confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner. De hecho, ‘Coqui’ supo ser ministro coordinador de la gestión de la expresidenta.

Señales confusas por parte del massismo

Tras la asunción de Silvina Batakis al Ministerio de Economía, los rumores de cambios en el Gobierno parecían haberse disipado. Pero en las últimas semanas resurgieron los trascendidos que el propio Massa desmintió vía Twitter. De hecho, al ser consultado al respecto, Manzur, aseguró que no le preocupan los rumores que dan al tigrense en su lugar al argumentar que “son parte de la política”.

“Eso lo dispone el Presidente. Los ministros siguen trabajando con la misma fuerza y vocación de servicio. No me molestan los rumores, forman parte de la política. Nuestra tarea es seguir trabajando”, manifestó Manzur en declaraciones a NA. Desde su entorno, aseguran que el exgobernador de Tucumán se encuentra “muy tranquilo”, en funciones, con una agenda de gestión extensa.

A su parte, fuentes oficiales niegan que Massa esté alertado de cambios, y aseguran que no evalúa modificaciones en su cargo. Pero en la madrugada de este miércoles, llegó una sugerente publicación en las redes sociales por parte de su esposa, la titular de AySA Malena Galmarini, quien dio señales confusas sobre sus intenciones de desembarcar al Gabinete nacional.

“Atrapada por el insomnio me dispuse a ordenar la biblioteca audiovisual de mi teléfono… me topé con esta ‘perlita’.  Todo vuelve, todo pasa, todo llega. Una remera que diga…”, publicó Galmarini junto a un video de 2013, en el que se lo ve a  Massa, de campaña, donde charla, abraza y besa a otras personas. “En un momento donde todos restan, viene a proponer una locura: sumar”, supo expresar el líder del Frente Renovador al competir a diputado nacional, por fuera del kirchnerismo.

A pesar de las negativas constantes, el tigrense se encargó de dejar en claro que para desembarcar en cualquier otra área de Gobierno, debe tener garantías de que contará con autonomía de decisión y de gestión. En más de una oportunidad se manifestó en favor de un cambio sustancial en el Gabinete, que trascendiese los nombres.