Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
tarifas

SOCIEDAD

Tarifas de luz y gas: ¿cuánto deberán pagar los usuarios que no accedan a los subsidios?

Ya se anotaron 8 millones de personas para pedir la ayuda del Estado. Los que no se anoten perderán automáticamente el beneficio.

Hoy es el último día para anotarse en el formulario y pedir los subsidios a las tarifas de luz y gas. Los que no se hayan anotado o cumplan con alguno de las normas que encuadran a las familias de «altos ingresos» deberán pagar los aumentos de precios a partir de septiembre de forma gradual hasta llegar a enero del 2023 con la tarifa plana sin ningún tipo de incentivo estatal.

De acuerdo a información brindada por la agencia Télam, los usuarios del nivel 1 o los que no se hayan anotado en el formulario comenzarán a pagar la tarifa plena sin subsidios de manera gradual con un aumento de precio de $1.200 mensuales a partir de septiembre hasta llegar a la tarifa sin ningún tipo de ayuda del Estado en enero de 2023. El objetivo de la Secretaría de Energía es terminar con el «esquema pro-rico» que favorecía con subsidios a la clase alta.

El formulario de segmentación seguirá disponible hasta la medianoche de hoy en la página www.argentina.gob.ar/subsidios y pueden completarlo aquellos usuarios que representen al grupo familiar, sin importar la terminación del DNI. Es importante disponer los CUIT de los convivientes, porque es un requisito indispensable para que el Estado pueda calcular el ingreso total familiar y no solamente el del titular del servicio.

Si la familia se inscribe en el formulario, pero reúne al menos una de las siguientes condiciones no recibirá el subsidio: ingresos mensuales netos superiores a 364.758,80 pesos, ser titular de 3 o más automóviles con antigüedad menor a 5 años, de 3 o más inmuebles, de una o más aeronaves o embarcaciones de lujo o de activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

«Es necesario orientar la política de subsidios con sentido social protegiendo fundamentalmente a los sectores con menores ingresos, con el objeto de lograr valores de la energía razonables y susceptibles de ser aplicados con criterios de justicia y equidad distributiva, contemplando las distintas realidades y situaciones del universo de usuarios y usuarias», decretó la norma dictada por la Secretaría de Energía.