Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ucrania

MUNDO

Ucrania denunció la muerte de al menos 344 niños por ataques rusos

Las tropas de Vladimir Putin mantienen la ofensiva al este de Ucrania, que está a punto de ser tomado por completo.

<

La Fiscalía de Menores de Ucrania denunció en las últimas horas que al menos 344 niños murieron a raíz de los ataques perpetrados por las fuerzas rusas, en tanto que 640 han resultado heridos desde el comienzo de la invasión a finales de febrero. El último balance de víctimas civiles de Naciones Unidas, con fecha del 27 de junio, cifra en 330 los niños fallecidos y en 489 los heridos. Hasta ahora, se contabilizaron un total de 4.731 civiles muertos y 5.900 heridos desde el principio de la invasión.

De acuerdo al informe, la mayor parte de las víctimas infantiles se han registrado en las regiones de Donetsk (340), Kharkiv (185), Kiev (116), Chernihiv (68), Lugansk (61), Mykolaiv (53), Kherson (52), y Zaporiyia (31). Además, se contabilizaron más de dos mil instituciones educativas dañadas, junto con otros edificios importantes de distintas ciudades. Un total de 215 quedaron destruidas por completo.

A principios de junio, en Moscú confirmaron que más de 300.000 niños ucranianos se encuentran ya en su territorio desde el principio de la guerra, en lo que el Gobierno de Kiev considera una “expulsión ilegal” de su ciudadanía y sus derechos como menores de edad. En tanto, la capital rusa define esta acción como una “evacuación”. 

Últimos ataque

Este viernes, al menos 19 personas murieron y 38 resultaron heridas en dos ataques de Rusia en la región ucraniana de Odesa. Esto aconteció un día después de que los gobernantes de la OTAN concluyeron su cumbre en la ciudad de Madrid con el anuncio del envío de 800 millones de dólares en nuevas armas para Ucrania.

Conquista del este de Ucrania

En el este de Ucrania, las fuerzas rusas mantuvieron su presión para rodear el último bastión de la resistencia en Lugansk, una de las dos provincias que conforman la región de Donbass del país. Allí, los separatistas respaldados por Moscú han controlado gran parte de la región durante ocho años.

Las autoridades ucranianas dijeron que estaban tratando de evacuar a los residentes de Lisichansk, situada en la línea de frente y foco de los ataques rusos, donde unas 15.000 personas permanecieron bajo un incesante bombardeo. «Los combates no cesan. Los rusos están constantemente a la ofensiva. No hay tregua», dijo el gobernador regional Serhi Gaidai. «Se bombardea absolutamente todo», agregó.

En el sur de la región de Jersón, «las fuerzas ucranianas contraatacaban con ataques de artillería propia», expresó Oleskiy Arestovych, asesor del presidente ucraniano. La cumbre de la OTAN, que se realizó en Madrid, estuvo dominada por la invasión rusa de Ucrania. La Alianza Atlántica invitó a Suecia y Finlandia a unirse y prometió multiplicar las fuerzas de combate en alerta máxima a partir de 2023 en su flanco oriental.