Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Asia

MUNDO

Un fuerte sismo en el norte de Filipinas deja cinco muertos y cerca de 30 heridos

El presidente Ferdinand Romualdez Marcos tiene previsto visitar la región devastada este mismo miércoles.

Ese miércoles, un fuerte sismo de 7,1 grados provocó deslizamientos de tierra y dañó edificios en el norte de Filipinas, matando al menos a cinco personas e hiriendo a treinta ciudadanos. En la capital del país de Asia, los pacientes del hospital fueron evacuados y la gente aterrorizada salió corriendo al exterior.

El Consejo Nacional de Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres confirmó la muerte de una persona en la provincia de Benguet, en el norte del país, mientras que la gobernadora de la provincia de Abra, Jocelyn Bernos, informó que un hombre de 25 años también murió luego de ser atrapado por una losa de concreto en la ciudad de Bangued, publicó NA.

Las autoridades locales de la provincia de Benguet también informaron que al menos cinco personas resultaron heridas en la provincia, mientras que Bernos, al menos 25 personas resultaron levemente heridas por el terremoto. El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (PHIVOLCS) informó que un terremoto de magnitud 7 sacudió el norte del país a las 08:43 hora local.

El presidente Ferdinand Romualdez Marcos tiene previsto visitar la región devastada este mismo miércoles. Por su parte, el jefe de PHIVOLCS, Renato Solidum, advirtió que el terremoto desencadenaría réplicas y podría causar daños como deslizamientos de tierra e instó a la gente y a los funcionarios gubernamentales locales a estar atentos.

Filipinas tiene actividad sísmica frecuente debido a su ubicación a lo largo del «Anillo de Fuego» del Pacífico. El 16 de julio de 1990, el norte de Luzón fue sacudido por un terremoto de magnitud 7,8 que provocó una ruptura del suelo de 125 km de largo que se extendía desde la provincia de Aurora hasta Nueva Vizcaya. Unas 1.200 personas murieron y decenas de edificios y casas resultaron averiadas.