Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Catamarca

POLÍTICA

Un video confirma a un ministro del gobierno de Catamarca timbeando en financiera

Cámaras de seguridad captaron al titular de Integración Regional, Logística y Transporte.

<


CATAMARCA-. (Por Juan Carlos Andrada) Otra promesa incumplida del gobernador de Catamarca, Raúl Jalil: pedirle la renuncia o echar a los funcionarios que especularon con las financieras. El Intransigente pudo acceder a videos de políticos involucrados con la administración peronista provincial catamarqueña y que siguen en funciones. Hoy, en exclusiva, Raúl Chico, ministro de Integración Regional, Logística y Transporte, quien fue hallado llevando un bolso para timbear dinero de origen desconocido.

El gran temor del oficialismo era que AFIP investigue de dónde los funcionarios y legisladores sacaron tantos millones para especular. Injustificable. Peor es que la gente se haga esta pregunta porque se trata de cifras millonarias de dirigentes que hace más de 10 años que están en la función pública en diferentes cargos. Con el simple sueldo de funcionario no se justifica la “inversión” descomunal en las financieras ni el notable crecimiento patrimonial.

En el video se puede ver al ministro de Integración Regional, Logística y Transporte de la gestión jalilista entrando a una financiera con un bolso. De hecho, funcionarios como Chico se jactaban de tener de amigos a los dueños de RT inversiones o Adhemar Capital. En la lista que se había filtrado, figuran además familiares del funcionario y estrechos colaboradores, pero hasta el momento nadie había publicado imágenes como lo está haciendo El Intransigente.

Los titulares de las financieras están presos en el Penal de Miraflores pero “mimados” por el Director de la cárcel de Catamarca, Daniel Coronel. El funcionario tiene un trato diferente para los estafadores porque tienen celulares y hasta servicio de comida delivery. Los privilegios para los presos vip (delincuentes millonarios) tienen estrecha relación con funcionarios que quieren recuperar el dinero, sin que se filtre la información confidencial de las cámaras de seguridad. Por supuesto no cuentan con la intervención de El Intransigente.

La comunidad de Catamarca sigue atónita cada capítulo de esta historia. La Provincia no puede hacerse la distraída y sacudirse simplemente la responsabilidad porque bien que le gustó recaudar con los contratos que terminaron siendo la garantía de la estafa a miles de catamarqueños que entendían que nada malo podía pasar si el Gobierno estaba participando con sellos oficiales.