Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Unión Europea

MUNDO

Unión Europea: aprueban una nueva legislación para regular a los gigantes tecnológicos

La iniciativa tiene como objetivo primordial regular un segmento de la economía para imponer obligaciones, derechos y prohibiciones a gigantes tecnológicos.

<

Este martes, el Parlamento Europeo ratificó este martes una nueva legislación sobre los mercados y servicios digitales, como Facebook, con la cual la Unión Europea pretende poner fin a los excesos de poder de los gigantes del sector y les impone un estricto marco de obligaciones.

El paquete está compuesto por una Ley de Mercados Digitales, para regular la actividad y evitar prácticas monopólicas, y otra sobre Servicios Digitales, una herramienta para reprimir contenidos ilegales en línea. El proyecto había sido presentado oficialmente en diciembre de 2020 con el objetivo de poner «orden en el caos» de los servicios y mercados digitales ante la falta de regulación, informó Télam.

La iniciativa tiene como objetivo primordial regular un segmento de la economía para imponer obligaciones, derechos y prohibiciones a gigantes tecnológicos. La intención de la Unión Europea es regular la actividad del grupo de gigantes conocido como GAFAM (Google, Apple, Facebook-, Amazon y Microsoft), aunque también incluye a firmas como Booking, de reservas en línea, o la red social TikTok.

También afecta a la empresa de comercio en línea Alibaba o la aplicación de mensajes Snapchat. El punto crítico de la propuesta es la definición de criterios para clasificar una plataforma como «sistémica», o «guardián», firmas de tal tamaño que eliminan la competencia y básicamente actúan al margen de las normativas existentes.

El parámetro para catalogar a una empresa como «sistémica» es la existencia de «más de 45 millones de usuarios activos» en el bloque. Las firmas que caigan en esa definición serán auditadas anualmente por organismos independientes, y quedarán bajo vigilancia de la Comisión Europea.

Multas

También incluye una veintena de reglas para frenar los excesos constatados en años recientes y, en caso de infracción, prevé multas que pueden llegar hasta el 10% de las ventas mundiales del grupo o incluso el 20% ante una reincidencia. El punto crítico de la propuesta es la definición de criterios para clasificar una plataforma como «sistémica», o «guardián», firmas de tal tamaño que eliminan la competencia y básicamente actúan al margen de las normativas existentes.

Las grandes plataformas tendrán prohibido cualquier favoritismo hacia sus propios servicios en los resultados de los motores de búsqueda, como Google fue acusado de hacerlo con su web de venta en línea Google Shopping. «El mundo digital se convirtió en el ‘lejano oeste’, en el que los más grandes y más fuertes fijan las reglas. Pero llegó a la ciudad un nuevo sheriff, la Ley de Servicios Digitales», apuntó el legislador conservador alemán Andreas Schwab.