Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

SOCIEDAD

Alcohol y basura en el piso: Recoleta tras la marcha a favor de Cristina Kirchner

Cestos fuera de su lugar y baldosas rotas. El derrotero de una manifestación que violentó parte del vecindario.

<

La marcha a favor de Cristina Kirchner no solamente increpó a la Policía de la Ciudad, sino que dejó el barrio de Recoleta completamente inundado de basura, alcohol, cajas de pizza y pintadas con aerosol. La imagen que más se repetía: latas de cerveza tiradas en la calle y la vereda. El Gobierno porteño envió un plantel de trabajadores de higiene urbana para limpiar toda la zona.

«Todavía continúan limpiando los alrededores de la casa de Cristina. Anoche cuando empezó la desconcentración tuvieron que venir 20 barrenderos con hidrolavadoras y un camión recolector. Este es el dispositivo que se armó y ya arrancó el turno de la mañana que empieza a recolectar los restos que no pudieron levantarse en la noche», señaló el periodista Diego Lewen en el canal LN+.

«Hay botellas de gaseosas, Fernet, cigarrillos, cervezas, cajas de pizza y algunas pintadas con aerosol en las calles y paredes cercanas al edificio de Cristina. ‘Todes con Cristina’ sobre la calle Uruguay y en la puerta han escrito otras cosas como ‘a Cristina la cuida el pueblo’. Otro mensaje donde dice: gracias Cristina por los 12 años de bienestar», comentó Lewen.

«Los que están con chalecos amarillos son los agentes de la Agencia Gubernamental de Control. En la semana estuvieron para que no se hicieran estas parrillas improvisadas por una cuestión bromatológica», señaló una de las panelistas del estudio, mientras la cámara mostraba hasta banderas de partidos políticos abandonadas en los alrededores.

«Ahí tenés locales que perdieron días de ventas. El viernes hablé con una vendedora que perdió 200.000 pesos por no poder vender y 10.000 pesos en mercadería que tuvo que tirar», remarcó otra de las cronistas del canal. «Un desastre, todo sucio y roto y los vidrios de la puerta del edificio rotas. La administración tendrá que limpiar las paredes y cambiar los vidrios rotos. Lamentablemente, los vecinos van a tener que hacerse cargo de esos gastos», concluyó el portero de un edificio dañado.