Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Arroyo Salgado disparó contra Alberto Fernández: «No puede ejercer funciones judiciales»

La funcionaria judicial insiste en que la muerte de Nisman fue un magnicidio y que la política perjudicó la investigación.

<


Sandra Arroyo Salgado, exmujer de Alberto Nisman, manifestó que no presentará cargos contra el presidente, Alberto Fernández, tras la opinión que brindó el mandatario sobre la muerte del fiscal que investigaba la causa AMIA. Además, Arroyo Salgado sostuvo que Fernández no puede ejercer funciones judiciales, porque no se lo permite la Constitución Nacional.

«Me preocupa muchísimo el momento que estamos transitando y pienso que todos estamos en vilo en esta ultima semana. Estoy sumamente preocupada y casi sin descansar. Basta con leer la Constitución Nacional en el articulo 109 que expresa que en ningún caso el presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales y tampoco puede en ningún caso arrogarse al conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas», explicó la jueza federal en una entrevista para Radio Rivadavia.

«El Ministerio Público Fiscal es el que representa los intereses generales de la sociedad en la persecución del delito y es quien hace al control de legalidad. Estamos en una situación económica muy grave como para estar confundiendo a la gente con otro tipo de situaciones en la vía publica», arremetió Arroyo Salgado explicando brevemente el papel de los funcionarios judiciales.

«Mi mayor preocupación es que mis hijas puedan afrontar sus estudios y trabajos y yo debo estar muy atenta a mi trabajo y dar el ejemplo al resto. Esa noche fue muy difícil para descansar, porque las declaraciones fueron dadas por la máxima autoridad del Poder Ejecutivo. Este hecho se politizó mucho y eso afectó en gran medida poder llegar a la verdad», indicó la abogada.

«No me lo plantee (hacer una causa contra el presidente) y debo preservar mi tarea funcional, porque tengo un deber y una responsabilidad. No puedo tomar acciones que de algún modo impida en el futuro realizar mi trabajo», concluyó la jueza que reconoció haber recibido llamados de funcionarios cercanos a Cristina y Mauricio Macri en otros años y que decidió rechazarlos para evitar la politización del caso Nisman.

«En el 2015 recibí un llamado telefónico con un interés de la expresidenta y actual vicepresidenta de la Nación de comunicarse conmigo y mis hijas. Había llamado un abogado a mi juzgado invocando que hablaba en nombre de Cristina y la verdad que a mi no me pareció un interlocutor válido y le transmití que no correspondía que tuviera esa comunicación», admitió Arroyo Salgado y agregó: «También recibí un llamado del extitular de la AFI, Gustavo Arribas, que me proponía reunirme en el espacio que quisiera con el expresidente, Mauricio Macri, y yo le transmití que eso no correspondía».