Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
AySA

ECONOMÍA

AySA: quitarán subsidios de manera progresiva hasta eliminarlos en 2023

La titular de AySA anunció que en 2023 el 85% de los usuarios ya no recibirá subsidios en las tarifas de agua.

<

La quita de subsidios y su segmentación de tarifas es un tema que está dando mucho de qué hablar en la sociedad. El gobierno decidió avanzar por los servicios energéticos, gas y luz, aunque ahora avanzará también en el agua. Según informó la titular de AySA, Malena Galmarini, habrá un recorte de ayudas estatales hasta su eliminación total en 2023.

Esta medida afectará al 85% de los usuarios en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) mientras que el 15% restante mantendrá los subsidios pero de una manera mucho más recortada. Desde la entidad alegan que no es un «tarifazo» como dijeron en redes sociales sino que es un busca de un «consumo responsable» de este recurso según informó NA.

Los diferentes niveles

Galmarini explicó que dividirán en 4 niveles esta quita de subsidios que, a diferencia del gas y la luz, será de manera geográfica. Por ejemplo, el primer escalón de usuarios que se ubican en zonas residencias y baldíos localizados en zonas calificadas como «altas» o urbanizaciones cerradas pagarán la tarifa plena desde el primero de noviembre del 2022.

El segundo grupo de usuarios de AySA que se ubican en zonas «medias» recibirán un subsidio del 40% desde el primero de noviembre próximo hasta el 31 de diciembre del 2022. A partir del primero de enero y hasta el 28 de febrero obtendrán un 20% de subvención y ya desde el primero de marzo del 2023 pagarán también tarifa plena al igual que el primer sector.

En el tercer escalón se encuentran los usuarios de zonas calificadas como «bajas«. Al igual que las demás personas a día de hoy cuentan con un 60% de subsidio en sus facturas aunque a partir del 1° de noviembre obtendrán el 45% hasta el 31 de diciembre. A partir del 1°de enero del 2023 y hasta el 28 de febrero de ese mismo año contarán con un 30% de subsidios para que desde marzo del año próximo solo cuenten con un 15% de colaboración estatal.

En el último grupo se encuentran los usuarios no residenciales que abonarán un 60% de la factura a partir del primero de noviembre y hasta el 31 de diciembre. Desde el 1° de enero del 2023 y hasta el 28 de febrero de ese mismo año contarán con un 20% de subsidio de parte del Estado y en marzo de ese mismo año ya pagarán la tarifa plena de AySA.