Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Brasil

MUNDO

Deforestación récord en el Amazonas: se taló la mayor superficie de los últimos años

Sólo en julio, la deforestación ascendió a 1.487 kilómetros cuadrados, aproximadamente en línea con el mismo mes de 2021.

<

La deforestación en la selva amazónica de Brasil alcanzó un récord en los primeros siete meses del año, según datos preliminares del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro este viernes, justo antes del tradicional pico de la temporada anual de quemas.

Los datos gubernamentales por satélite muestran que entre enero y julio se talaron 5.474 kilómetros cuadrados en la región, un 7,3% más que en el mismo periodo del año pasado, lo que equivale a una superficie siete veces mayor que la de la ciudad de Nueva York. Se trata de la mayor deforestación para el periodo de una serie de datos que se remonta 2015.

Sólo en julio, la deforestación ascendió a 1.487 kilómetros cuadrados, aproximadamente en línea con el mismo mes de 2021. Los ecologistas y los expertos culpan a Bolsonaro de hacer retroceder las protecciones ambientales, abriendo espacio para que los madereros y los ganaderos despejen ilegalmente más de la Amazonia.

«Las cifras impactan, pero no sorprenden», dijo Marcio Astrini, jefe del grupo ambientalista local Observatorio del Clima, añadiendo que la deforestación «fuera de control» en la Amazonía era una consecuencia de las políticas gubernamentales que reducen la protección, informó Reuters.

La oficina de Bolsonaro remitió una solicitud de comentarios al Ministerio de Medio Ambiente, que no respondió inmediatamente a la consulta. Las últimas cifras se publican cuando Brasil se acerca a lo peor de la temporada anual de quemas en la Amazonía, la temporada en que los ganaderos y agricultores suelen prender fuego a las áreas deforestadas a principios de año.

Los datos de la Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil (INPE) muestran que los incendios en la región tienden a aumentar en agosto y septiembre. El mes pasado, la autoridad medioambiental brasileña concedió un primer permiso que permitirá pavimentar una importante carretera en el centro de la selva, en una medida que amenaza con aumentar la deforestación.