Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
CABA

SOCIEDAD

El comisario destituido por detener al conductor en CABA ya había sido denunciado por el kirchnerismo

Carlos Linsalata habría hecho maniobras irregulares mientras fue director del Programa de Protección de Testigos durante el Gobierno de Mauricio Macri.

<

La detención de un conductor que quiso atravesar un piquete en el microcentro de CABA generó un escándalo que terminó con el pase a disponibilidad del comisario de la Policía de la Ciudad Carlos Linsalata. Sin embargo, la historia dio otro giro, al conocerse más sobre la figura del uniformado. Ahora salieron a la luz algunas actuaciones controvertidas en el Programa de Protección de Testigos, especialmente en torno a Alejandro Vanderbroele, pieza clave en el proceso contra el ex vicepresidente Amado Boudou en la causa Ciccone. El comisario ya había sido denunciado por el kirchnerismo por acciones irregulares.

En ese caso, el ex funcionario nacional fue condenado a cinco años y 10 meses de cárcel por la venta fraudulenta de la ex calcográfica. Desde el kirchnerismo, según NA, se le adjudica a Linsalata haber solicitado dinero para que Vanderboele, quien estaba incluido en la causa como testigo protegido, instalara un hotel en la zonas de viñedos de Chacras de Coria, en Mendoza.

La denuncia contra Linsalata

El ahora oficialismo denunció, durante la gestión de Mauricio Macri, que el Programa de Protección de Testigos, dirigido por Linsalata, era utilizado para premiar o presionar a testigos en causas que tenían como objeto a testigos protegidos con injerencia en causas contra funcionarios de las administraciones kirchneristas. En este caso, contra el empresario acusado de ser el testaferro de Boudou para el sostenimiento de la imprenta Ciccone, encargada de la impresión de billetes, documentos de identidad y pasaportes.

El desplazado comisario también fue acusado de haber informado sobre una reunión no autorizada del propio Vanderbroele, que habría sostenido en enero 2018 antes de una declaración clave en el marco de la Causa Ciccone. Según trascendió, el testigo protegido había viajado de Mendoza a Pilar para recoger a un hombre, dar varias vueltas manzanas e intercambiar unos papeles.

El entonces subcomisario Linsalata dejó constancia por escrito que no autorizó el viaje de Vanderbroele, que le recriminó al testigo el mismo y que éste contestó que había sido para llevarle dinero a un hermano. El mismo uniformado dijo que esta afirmación no tenía sentido porque el testigo había manifestado no poseer dinero.

Los hechos que llevaron a su destitución

El pasado miércoles, un hombre de 33 años a bordo de un Chervolet Sonic, se negó a desviarse ante un piquete instalado en Córdoba y Cerrito, en el centro porteño, e intentó atravesar la manifestación. El hombre fue llevado detenido y esposado, en una causa por «atentado y resistencia a la autoridad», para luego ser liberado a las pocas horas.

«Lo que acaba de pasar con la detención de un automovilista en un piquete está mal y no tendría que haber pasado», señaló el máximo referente del PRO de la Capital Federal. En la noche de este jueves, el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño oficializó el pase a disponibilidad del comisario Linsalata.