Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gobierno nacional

ECONOMÍA

El Gobierno nacional negó que la quita de subsidios sea un «tarifazo»

Desde el Gobierno nacional justificaron la segmentación tarifaria al decir que el usuario cuidaría más su consumo.

<

El subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, negó que la quita de subsidios sea «un tarifazo ni un aumento desmedido» en las facturas de luz, gas y agua, y recomendó a los usuarios ahorrar energía. «No es un tarifazo, no es un aumento desmedido y todo va a depender de si un cliente empieza a mirar su medidor», sostuvo el funcionario, al justificar el proceso de segmentación tarifaria que el Gobierno nacional anunció el martes.

Según Bernal, la decisión de aplicar una baja gradual de subsidios «es la primera vez que se hace en la Argentina, porque implica una política de segmentación para un nuevo orden o reordenamiento tarifario y, a la vez, permite hacer un ahorro y un uso eficiente de los recursos» y de la asistencia estatal a los usuarios. De esta manera, según pudo acceder NA, el usuario se empezará a regir cada vez más en los cupos de consumo.

Política de segmentación

En declaraciones radiales, comentó que a partir del mes que viene, cuando empiecen a llegar las facturas, «empezará a jugar la política de segmentación» que, según el Gobierno, se aplicará por etapas hasta marzo del año que viene. Puntualmente, el funcionario señaló que, con el gas, hay diez prestadoras a nivel nacional y explicó que «sobre la misma área de licencia, se dividen subzonas con particularidades climáticas, que a su vez tienen distintos umbrales sobre las que se mueven distintos tipos de usuarios».

En ese sentido, señaló que una factura promedio de $1.650 de junio último, en septiembre va a empezar a pagar $115 más; en noviembre, $160; y en enero, $221. Para ejemplificar las diferencias por regiones, Bernal dijo que la provincia de Tucumán tiene los umbrales más bajos del país. La primera categoría de consumidor llega hasta los 400 metros cúbicos mientras que en Tierra del Fuego es el otro extremo, ya que la primera categoría llega a los 4.000 metros cúbicos.

Por último, el funcionario del Gobierno nacional aclaró que nunca se opuso a la eliminación de subsidios. «Jamás me opuse a un uso eficiente del recurso ni de los subsidios. A la quita de subsidios tampoco, siempre y cuando éstos tengan un uso eficiente. Estamos todos de acuerdo con la quita», concluyó.

Acusaciones contra el Gobierno nacional

Diferentes flancos de la oposición argumentaron que se trata de un «tarifazo». En LN+, el periodista Eduardo Feinmann fue contra las titulares de Energía y Aysa. “Ellos son creativos, son graciosos, uno tiene que admitir que son tremendamente creativos con las frases. Mucho Gre Gre para decir Gregorio. Los dichos de la señora (Galmarini) para mí, que soy un pobre infeliz, a mí me suenan a tarifazo, pero bueno, qué sé yo”, ironizó.

Del otro lado de la vereda, el excandidato a presidente de la Nación por el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, cuestionó duramente a Sergio Massa en su cuenta de Twitter. «Llegó el anuncio del tarifazo de luz, gas y agua. Un nuevo Massazo al bolsillo de las mayorías populares. Están echando más leña al fuego de la inflación», protestó.