Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
ONU

MUNDO

El secretario general de la ONU respaldó la política de «una sola China»

«Nuestra posición es muy clara», afirmó el diplomático portugués tras la visita de Nancy Pelosi a Taiwán.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ratificó el respaldo del organismo a la política de «una sola China», tras las tensiones creadas por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán, el miércoles

Guterres dejó clara esta posición durante una conferencia de prensa con motivo del lanzamiento de un informe de su Grupo de Respuesta a la Crisis Global relacionado con la crisis de Ucrania. «Nuestra posición es muy clara. Nos atenemos a las resoluciones de la Asamblea General, a la política de una sola China y esa es la orientación que tenemos en todo lo que hacemos», afirmó el diplomático portugués, informó NA.

La Asamblea General de la ONU adoptó la Resolución 2758 en 1971, mediante la cual decidió restaurar los derechos legítimos de la República Popular China (RPC) en las Naciones Unidas y reconocer al Gobierno de la RPC como los únicos representantes legítimos de China ante la ONU.

Críticas a la visita de Nancy Pelosi

Numerosos países también han expresado su firme oposición a la visita de Pelosi a Taiwan. El presidente cubano Miguel Díaz-Canel afirma que su país se adhiere firmemente al principio de una sola China, y se opone a cualquier declaración o acción que infrinja la soberanía e integridad territorial de China.

Por otro lado, la primera ministra serbia, Ana Brnabic, ha reiterado que Serbia «se adhiere al principio de una sola China», y considera que «Taiwán es una parte inseparable de China». El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bielorrusia ha emitido un comunicado en el que señala que «apoya las medidas necesarias tomadas por China para lograr la reunificación nacional».

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia acusó a Estados Unidos de tratar de mostrar impunidad tras la visita de Pelosi a Taiwán. «Es un deseo de probar a todo el mundo su impunidad y de ejercer permisividad. Hago lo que quiero, algo así», expresó Sergei Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia.