Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

En ‘Socios del Espectáculo’ contaron lo que sucedió con Karina Mazzocco en América TV: «No fue de puro corazón»

La presentadora vivió un momento realmente fuerte en su programa.

<

Hace algunos días, un fuerte tema fue tratado en «A la Tarde», el programa que lleva adelante Karina Mazzocco a través de la pantalla de América TV. Esto tenía que ver con la experiencia de uno de los panelistas, Diego Estévez, sobre lo que habría vivido su padre con la Iglesia Universal del Reino de Dios. Esto, terminó en un comunicado que debieron leer al aire.

«El pasado jueves 18 de agosto de 2022, entre los diversos temas que hemos tratado en nuestro programa, se mencionó a la Iglesia Universal del Reino de Dios y sus líderes doctrinarios. Y en este comunicado queremos aclarar que las opiniones personales, vertidas durante el desarrollo del mismo, no representan la opinión de Jotax producciones ni de América TV», leyó la presentadora.

«En caso de haber generado algún malestar en dicha institución, en sus autoridades y, particularmente a los fieles, hacemos llegar nuestras más sinceras disculpas», afirmó Karina Mazzocco. Fue en «Socios del Espectáculo», el programa que llevan adelante Adrián Pallares y Rodrigo Lussich en Canal Trece, donde dieron más detalles al respecto.

Tajantes

«Karina tuvo que leer ese comunicado porque llegó una carta documento, evidentemente, pidiendo que se rectifiquen sobre lo que habían dicho y optaron por hacer responsable a Diego Estéves que había contado una situación muy horrible que había pasado», lanzó en un primer momento el uruguayo, sin embargo, fue su compañero quien explicó lo sucedido.

«Es que además son auspiciantes del canal, si después a la noche tienen programa, no fue de puro corazón», señaló Adrián Pallares dejando a todos con la boca abierta. «¡Claro! Yo pensé que los habían apretado con una carta documento, pero es cierto que están los pastores después de medianoche», sentenció Rodrigo Lussich ante las cámaras.

Adrián Pallares