Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Afganistán

MUNDO

Estallan protestas contra Estados Unidos en Afganistán

«Abajo Estados Unidos», «Joe Biden, deja de mentir» y «Estados Unidos es un mentiroso», eran algunas de las consigas que se leían en los carteles de la protesta.

<

Cientos de habitantes en Afganistán portaron carteles antiestadounidenses este viernes para protestar contra un ataque con aviones no tripulados de Estados Unidos que, según Washington, mató al líder de Al Qaeda, Ayman al-Zawahiri, este mes.

Las protestas se iniciaron un día después de que los talibanes anunciaran que su gobierno no tenía información sobre la «entrada y residencia» de Zawahiri en Kabul, y advirtieron a Estados Unidos que nunca repita un ataque en suelo afgano. Las fotos compartidas en las redes sociales mostraban a manifestantes con carteles que decían «Abajo Estados Unidos», «Joe Biden, deja de mentir» y «Estados Unidos es un mentiroso».

Zawahiri, el máximo líder del grupo militante islamista de línea dura, fue asesinado con un misil disparado desde un dron mientras estaba parado en un balcón en su escondite de Kabul el domingo, explicaron uncionarios estadounidenses, el mayor golpe para los militantes desde que los SEALS de la Marina de Estados Unidos lo mataron a tiros.

La muerte de Zawahiri en Kabul planteó dudas sobre si recibió refugio de los talibanes, quienes habían asegurado a Estados Unidos como parte de un acuerdo de 2020 sobre la retirada de las fuerzas lideradas por Estados Unidos que no albergarían a otros grupos militantes, informó Reuters.

El Emirato Islámico de Afganistán, el nombre que usan los talibanes para el país y su gobierno, advirtió a Washington que «si tales incidentes se repiten nuevamente y si se viola el territorio de Afganistán, la responsabilidad de las consecuencias recaerá sobre Estados Unidos».

Los talibanes obtuvieron el control total de Afganistán el 15 de agosto del año pasado, después de que las fuerzas extranjeras lideradas por Estados Unidos se retiraran y los principales líderes afganos, incluido el presidente del país, huyeran, lo que marcó el final de dos décadas de guerra.