Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Felipe Miguel

POLÍTICA

Felipe Miguel destacó “el buen accionar de la Policía de la Ciudad, con firmeza y responsabilidad”

El jefe de Gabinete porteño avaló el procedimiento de sus fuerzas de seguridad contra los manifestantes/militantes kirchneristas.





banner

Luego de que la Policía de la Ciudad actuara sobre un grupo de manifestantes en inmediaciones de la vivienda de Cristina Kirchner en Recoleta, se expresó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Es que el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, destacó el “buen accionar” las fuerzas de seguridad. Asimismo, remarcó que el procedimiento se llevó a cabo “con firmeza y con responsabilidad”.

De esta manera, Miguel hizo referencia al episodio de máxima tensión que se generó cuando los manifestantes kirchneristas derribaron el vallado montado frente a la residencia de la vicepresidenta de la Nación. “Quiero destacar el buen accionar de la Policía de Ciudad, que actuó con firmeza y responsabilidad. Sólo se utilizó agua para persuadir”, enfatizó Miguel en rueda de prensa.

Las declaraciones del funcionario se produjeron luego de que la Policía de la Ciudad de Buenos Aires reprimió en la tarde de este sábado con agua lanzada desde camiones hidrantes y gases lacrimógenos a militantes que se habían congregado en cercanías del domicilio de Cristina Kirchner. En ese marco, Miguel apuntó: “Esta no es la policía de (el alcalde porteño Horacio Rodríguez) Larreta, es la policía de la Ciudad de Buenos Aires. Lo aclaro porque muchos kirchneristas confunden el Estado con las personas”, disparó.

Además, llamó a “la reflexión” a los funcionarios de los gobiernos nacional y bonaerense que se encontraban en la manifestación. “En este contexto de tanta preocupación se han dedicado a incitar a la violencia, incluso presentándose y mezclándose con los violentos que atacaron a uno de las instituciones de la República como es la Policía de la Ciudad”, acusó el jefe de Gabinete.

“Por favor, a la reflexión para evitar seguir tirando nafta al fuego, seguir provocando, es lo último que necesita la Argentina. Tenemos que trabajar juntos por la paz social”, puntualizó Miguel. Además, indicó que los uniformados intervinieron con la colocación de vallas porque tuvieron había una posibilidad de “conflicto entre argentinos”.

Y aclaró: “Lo que vimos hoy es que hubo manifestación pacífica hasta que llegaron los violentos de siempre, que atacaron policías, que rompieron vehículos de la policía, tiraron vallas y piedras”. Al ser consultado sobre si el vallado se podía tomar como una provocación por parte del Gobierno porteño respondió: “De ninguna manera. El accionar de una de las instituciones del Estado nunca es una provocación”.

“Es el accionar frente a una situación donde el barrio había perdido la convivencia en tranquilidad y armonía, justamente fue para devolver esa armonía. Lo único que se hizo fue vallar y tener presencia policial. De ninguna manera fue una provocación. Fue para garantizar el orden público, la paz social y que no haya ninguna confrontación entre argentinos”, argumentó.

En tanto, remarcó que “en algún momento se tomó la decisión de poner orden a una situación que se había desbocado, había escalado demasiado. Los vecinos nos reclamaron en muchísimas oportunidades, con denuncias, porque no se podía dormir porque hasta las dos de la madrugada estaban con fuegos artificiales y batucadas”.

“Había que poner un límite y se hizo de manera pacífica para ordenar, pero los violentos llegaron. El límite es y va a seguir siendo siempre en la Ciudad de Buenos Aires la violencia. Vamos a reagrupar a la policía para seguir con las tareas necesarias para poder garantizar la paz”, manifestó. Por último, precisó que “la Policía va a sostener su actuación y va a garantizar en el barrio la convivencia en paz y tranquilidad”.