Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Juan Cabandié

POLÍTICA

Juan Cabandié fustigó a los culpables de los incendios en el Delta del Paraná: “Delincuentes”

En medio de la preocupante situación y a la espera de una solución, el funcionario nacional apuntó a los responsables.

<


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, se refirió este domingo a los incendios en el Delta del Paraná. Sin filtro, el funcionario fustigó a los culpables las quemas, que, para él, provienen del sector ganadero. En este sentido, advirtió que la preocupante situación se encarna en “cien delincuentes” que están perjudicando a cinco millones de personas.

“Estamos hablando de dos millones de hectáreas. El sector ganadero lo que hace es quemar esos pajonales porque el ganado no come esos pajonales que son duros”, apuntó Cabandié en declaraciones a Radio Perfil. “Obviamente, el ganado come pastura. Para ampliar la superficie de pastura, acorde a tener más ganado en las islas, el sector ganadero quema estos pajonales”, explicó.

“Los ganaderos queman y queman destruyendo biodiversidad y ecosistemas. Son algo así como cien delincuentes que nos perjudican a cinco millones de personas”, disparó el funcionario. En esa línea, subrayó: “Lo que sucede es que la avaricia del sector productivo, que en vez de esperar que se renueven naturalmente las pasturas o conformarse con la superficie de pastoreo para el ganado, queman pasturas para renovarlas antes de las lluvias de primavera”.

“Esta es la razón principal. Hay algo vinculado también a proyectos inmobiliarios, quemar para preparar la tierra, pero el 90% es quema de pajonales para extender la superficie de pastura del ganado”, subrayó Cabandié. Al respecto, consideró que se trata de “un tema productivo que tiene consecuencias ambientales, pero las razones de por qué tenemos estos fuegos, es un tema productivo”.

Cabandié contra la Justicia

Asimismo, el ministro cuestionó a la Justicia por no haber hecho “nada” para detenerlos, y precisó: “Le pedimos a la fiscalía y al juez una medida ejemplificadora. Le planteamos a la justicia que en dos años no hicieron nada”. Por último, aclaró: “Quien regula el accionar sobre los incendios forestales son las provincias, que son las responsables y que tienen que llamar a Nación cuando se ven superadas”.

“Está el exministro de economía Roque Fernández, está el caso de José Antonio Aranda, está la familia Basaglia, que uno de sus hijos es intendente de San Nicolás, hay familiares de Alonso, el intendente de Victoria”, señaló Cabandié. E insistió: “Si no hay una medida ejemplificadora de la Justicia, con detenidos e imputaciones, van a seguir ocurriendo”.

El viceministro también apuntó a los responsables y a la Justicia

En la misma línea que Cabandié, el viceministro de la misma cartera, Sergio Federovisky, aseguró que el origen de los incendios responde a intencionalidades de arrendatarios y pidió mayor “celeridad” en la intervención judicial. “Todos los incendios en el Delta son intencionales y deliberados. No hay causas naturales que inicien el incendio, sino una metodología de uso del fuego con distintas modalidades para satisfacer distintos intereses”, apuntó el funcionario en declaraciones a La 990.

Y agregó: “Están operando modalidades angurrientas que solamente piensan en el interés particular y no en el común. Si los conociera los mandaría a la Justicia, y dicho sea de paso es una actividad que podría desarrollar con un poco más de celeridad”. “No es difícil dar con quienes provocan, pero es una tarea de la Justicia. Entendemos que cruzar esa información con los datos catastrales da la posibilidad de identificar quiénes son los dueños y arrendatarios que operan en los establecimientos”, dijo Federovisky.

“En el caso de que identifiquemos a esos propietarios, el propio Ministerio de Ambiente irá contra ellos judicialmente por el daño que están provocando”, aseveró el biólogo. Al tiempo que denunció la existencia de complicidad del poder político en la propagación del fuego para los negociados inmobiliarios y agrícolas. Por otra parte, afirmó que la cartera hará cumplir la modificación aplicada a la Ley de Fuego.

Esa normativa establece la prohibición de la explotación comercial durante un período que va de 30 a 60 años de aquellos ámbitos en los que se han quemado para provocar el cambio de uso. También, añadió el segundo de Cabandié, presentará una medida cautelar para que “ponga a costas del propietario la responsabilidad de solventar el proceso de restauración de esos ámbitos”.

“Vamos a aplicar la normativa en las islas frente a Rosario, porque allí tenemos un proceso que es el del avance de la frontera agropecuaria. Es decir, son zonas que normalmente están inundadas, y ahora afloran como consecuencia de la bajante del (Río) Paraná, se las quema, se coloca un terraplén para evitar que el agua reingrese, cuando el río recupere su nivel, y lo que hay es un pasaje automático del humedal a tierra que luego, en dos años, se convierte en la sede de un emprendimiento inmobiliario”, se explayó.

La situación en las islas del Delta del Paraná

Casi 100.000 hectáreas ya se quemaron en las islas del Delta del Paraná, según un relevamiento de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), que además alertó sobre la presencia de contaminantes en el aire. “Hasta el jueves 18/8 se quemaron 95.000 hectáreas en Entre Ríos y Santa Fe. La imagen, obtenida por el satélite Terra, muestra en rojo las áreas quemadas y la superficie afectada”, publicó el organismo en las redes sociales.