Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
ONU

MUNDO

La República del Congo reevalúa el plan de retirada de la misión de la ONU

«El Gobierno ha recibido instrucciones de acelerar una reunión con la Monusco para reevaluar su plan de retirada», decía el comunicado gubernamental.

<

El Gobierno de la República Democrática del Congo reevaluará el plan de retirada de la misión de mantenimiento de la paz de la ONU en el país tras las protestas contra la organización de la semana pasada, que se saldaron con la muerte de decenas de personas, según informaron a última hora del lunes, sugiriendo que podría pedir a las tropas de la ONU que abandonen su territorio antes de lo previsto.

El Gobierno congoleño dijo que 29 civiles y cuatro miembros de la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (Monusco) murieron durante una serie de manifestaciones ocurridas en el este del país. Los manifestantes exigían que las fuerzas de paz de la ONU abandonaran el país por no haber protegido a la población de unos grupos armados que han causado estragos en la región durante décadas.

«El Gobierno ha recibido instrucciones de acelerar una reunión con la Monusco para reevaluar su plan de retirada», decía el comunicado gubernamental, sin dar más detalles. La Monusco, que tomó el relevo de una operación anterior de la ONU en 2010, lleva años reduciendo su presencia en el Congo gradualmente y su mandato actual termina en diciembre.

Un portavoz de la misión no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios de Reuters. Las tropas de la ONU fueron acusadas de tomar represalias por la fuerza y, en algunos casos, de recurrir al uso de balas reales, mientras cientos de manifestantes lanzaban piedras y cócteles molotov y destrozaban e incendiaban edificios de la organización.

Una comisión gubernamental enviada para evaluar las consecuencias de los hechos determinó que 13 personas murieron en los enfrentamientos en la ciudad de Goma, otras 13 en Butembo, y tres en Kanyabayonga. Otros cuatro manifestantes murieron en Uvira cuando las fuerzas armadas efectuaron disparos que alcanzaron un cable eléctrico que cayó sobre ellos.

La ONU ha condenado la violencia y se ha comprometido a investigar los presuntos abusos cometidos por ambas partes junto con las autoridades congoleñas. La misión de paz tenía más de 12.000 soldados y 1.600 policías desplegados en el Congo hasta noviembre de 2021, según su sitio web.