Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

La vecina de arriba de Cristina Kirchner criticó la vigilia en Recoleta

Ximena de Tezanos Pinto, quien vive arriba de Cristina Kirchner, criticó las manifestaciones en favor de la vicepresidente.

<


El barrio porteño de Recoleta está viviendo semanas muy particulares. Cristina Kirchner tiene un pedido de prisión de 12 años en su contra y cientos e seguidores suyos fueron hasta la puerta de su edificio a mostrarle su apoyo aunque esto ya lleva una semana y las vigilias nunca finalizan, algo que criticó Ximena de Tezanos Pinto, quien vive justo arriba de la vicepresidente.

Ya estoy encariñada con el mote de ‘la vecina de Cristina’”, reconoció la vecina que es recordada por sus múltiples banderas contra el kirchnerismo y, especialmente, la exmandataria. Ahora que todos están en la puerta de su domicilio su rol pasó a ser aún más importante aunque sin colgar grandes mensajes desde su balcón decidió cuestionar estas manifestaciones.

Primero aseguró que «no fue algo espontáneo» lo que se armó en Recoleta y que se transformó en un «desmadre» la situación en los últimos días. «Lo que ocurrió acá es que se juntaron murga, con barrabravas y rock, la gente que quería trabajar se tenía que desviar y se empezó a complicar la vida de todo el mundo”, indicó Tezanos Pintos en AM 550.

Además, advirtió que el uso de pirotecnia durante las últimas noches aumento y que es una práctica «muy temeraria» porque podría haber heridos por su uso. Cabe señalar que los vecinos de este mismo edificio no salen a sus balcones y tienen serias complicaciones para realizar sus tareas diarias por el control policial y la tensión que hay con los manifestantes.

¿Se muda Cristina Kirchner?

Por último, Ximena de Tezanos Pinto se refirió a la posibilidad de que Cristina Kirchner se mude a San Telmo para calmar las aguas: “Los rumores de que pueda mudarse a San Telmo pueden tener que ver con estar más cerca de la hija, con Florencia”, sostuvo la vecina que aclaró que «en lo que respecta a la convivencia en el edificio, no tengo nada que reclamarle«.