Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
empressas

ECONOMÍA

Las empresas de colectivos deberán pagar multas al Estado por suspender el servicio nocturno

El Gobierno nacional continúa con políticas de ajustes al sector privado y ahora peligra la continuidad del transporte público.

<

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) labró 106 actas a empresas de colectivos por suspender servicios nocturnos. Las multas acumulan más de 18 millones de pesos. Ahora, las compañías deberán afrontar más deudas por la falta de un mes de subsidios que todavía el Estado no abonó y por las nuevas infracciones.

«De cumplirse la interrupción por un lapso de 5 días consecutivos, o diez días alternados por año calendario, se elevarán las actas correspondientes al Ministerio de Transporte quien a través de su Secretaría podrá evaluar la posible caducidad del permiso», expresaron desde el organismo del Estado que busca solucionar el reclamo perjudicando aún más a las empresas. Las declaraciones fueron citadas por la agencia NA.

Las líneas de colectivos del AMBA siguen cortando el servicio nocturno desde el 19 de agosto. En ese marco, La CNRT decidió aplicar multas económicas para intentar rehabilitar los colectivos que no funcionan entre las 22.00 y las 5.00, bajo un supuesto marco legal. Lo cierto es que las empresas no quieren torcer el brazo y continúan con las medidas de fuerza.

La CNRT se ampara en el artículo 83 del decreto 1395/1998 que permite multar a las empresas con multas entre 500 y 15.000 boletos mínimos, si suspenden el régimen diario de frecuencias diurnas y nocturnas. Las actas suman un total de $18.030.600 pesos. El Estado por ahora ha devuelto 3.900 millones de pesos en subsidios a las empresas de transporte, pero todavía falta más dinero.

El Estado sigue debiendo un total de 11.600 millones de pesos en subsidios. Mientras tanto, las líneas del AMBA seguirán de paro en la noche. Por otro lado, el Gobierno nacional dice que la administración de la Ciudad de Buenos Aires le debe 2.000 millones de pesos a las líneas de colectivos que circulan en CABA, pero funcionarios cercanos a Horacio Rodríguez Larreta discuten que la deuda es menor.