Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
shell

ECONOMÍA

Más presión a la inflación: Shell y Axion aumentaron los combustibles

El precio atrasado volvió a despegar, luego de 3 meses de congelamiento. Sin embargo, en el rubro dicen que habrá más aumentos.

<

Las estaciones de servicios de Axion aumentaron hoy los combustibles en un 7,5% siguiendo la misma línea que sus competidores YPF y Shell que decidieron hacerlo el domingo a la medianoche. Las empresas argumentaron que desde el último ajuste del precio en mayo, el bioetanol subió un 19%, por lo tanto, era necesario el incremento para cubrir los costos. Esto va a golpear negativamente en los precios de los fletes de alimentos en todo el país y en consecuencia subirá la inflación.

De esta forma, Axion presentó los nuevos precios que en la Ciudad de Buenos Aires están fijados, según datos de la agencia Télam, en $134,20 para el litro de la nafta súper; $163,50 para el de Quantium nafta; $147,10 para el del diésel y $ 188,30 para el de Quantium diésel. El litro de nafta super es 4,20 pesos más cara que en las estaciones de YPF.

Por otro lado, la estación de Shell decidió acompañar los aumentos de YPF el mismo domingo pasado y presentó $130,50 para el litro de nafta súper; $159,80 para el de nafta premium; $135,70 para el de gasoil y $185,50 para el de gasoil premium. Los costos de los combustibles van a repercutir principalmente en la cadena de distribución de alimentos y bebidas.

Hace un tiempo, ante el exceso de demanda del combustible por parte de los extranjeros de países limítrofes que aprovechaban el dólar barato de la Argentina, YPF comenzó a cobrar un valor diferencial en el gasoil a los camiones y automóviles que tuvieran patente de otro país. Por ejemplo, para un paraguayo, uruguayo, boliviano, brasileño o chileno, el precio del diésel Infinia hoy es de 240 pesos el litro.

Por suerte, la crisis del gasoil en Argentina quedó atrás y hoy todas las provincias disponen del combustible suficiente para abastecer a los camiones. «El combustible sigue desactualizado con respecto a la inflación en un 32%», expresó Gabriel Bornoroni, presidente de la federación que agrupa y defiende los intereses de Estaciones de Servicio, Playas de Estacionamiento y rubros afines.