Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
CABA

SOCIEDAD

Megaoperativo en CABA: 50 allanamientos contra una secta criminal acusada de varios delitos

Los operativos fueron ordenados por el juez Federal Ariel Lijo. Por el momento, hay 19 detenidos acusados de explotación, fraude, entre otros crímenes.

<

La Policía Federal realiza desde el viernes a la noche un megaoperativo en Ciudad de Buenos Aires (CABA) contra una secta criminal de alcance transnacional, acusada de varios delitos. “Escuela de Yoga de Buenos Aires”, como así se hacía llamar al público, está siendo investigada por delitos como explotación laboral y sexual, lavado de activos, ejercicio ilegal de la medicina y expendio irregular de medicamentos. Hasta ahora, son 50 los allanamientos que los efectivos realizaron.

Según Télam, diecinueve personas fueron detenidas en las últimas horas en medio centenar de allanamientos en CABA y el conurbano. El operativo, denominado «Secta Sociedad Anónima», fue realizado también por detectives del Departamento Trata de Personas de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal Argentina. Descubrió la acción delictiva cuando investigaba a la empresa BA Group, junto a personal de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex).

Procedimiento

En los procedimientos, los efectivos incautaron cerca de 500.000 dólares, una camioneta Ford Bronco, 30 monedas de plata, juguetes sexuales, videos pornográficos, computadoras y ordenadores portátiles, celulares, historias clínicas, títulos de propiedad y documentación de interés para la causa. Los allanamientos fueron autorizados por el Juzgado Federal 4, a cargo de Ariel Lijo, y uno de ellos tuvo lugar en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Las fuentes indicaron que la firma BA Group es «la cara visible» utilizada por esta secta que se mueve en el mundo de las empresas, la salud y la política desde hace décadas. Asimismo, precisaron que la Justicia emitió 24 órdenes de detención, de las cuales anoche se concretaron 19, por lo que continuaban las investigaciones para ubicar a los buscados. También fueron entrevistadas unas 66 personas, en su mayoría mayores de edad, que serían víctimas y fueron encontradas en un inmueble en Estado de Israel 4457, en el barrio porteño de Villa Crespo, donde funcionaba una de las sedes.

«Esta causa está en proceso de investigación, estamos realizando allanamientos y detenciones solicitadas por el juzgado, y buscamos reunir más pruebas para la investigación que ya lleva más de un año», explicó a la prensa el comisario inspector Ricardo Juri. De acuerdo con la información que pudieron obtener los investigadores, la organización captaba a sus víctimas con la promesa terminar con «los males del SIDA y las drogas» y «buscar el desarrollo de la felicidad».

¿Cómo funcionaba la secta en CABA?

La secta criminal posee una estructura interna según la cual se puede «evolucionar» y luego «reencarnar», y que cuenta con un líder llamado «Maestro» o «El ángel» (en un nivel 7); sus secundantes (que están en nivel 6) y se denominan «Apóstoles», los «Genios» en un nivel 5, los «Alumnos» (4) y los «Humanos comunes» (niveles 1, 2 y 3).

La Justicia sostuvo que el dinero obtenido de la explotación de las personas –»alumnos» de la Escuela de Yoga Buenos Aires (EYBA) y «pacientes» de la clínica denominada «CMI Abasto», ingresaría al circuito legal mediante inmobiliarias y una escribanía que posee la organización en Argentina. También, a distintas fundaciones creadas en los Estados Unidos, en donde pensaban adquirir un edificio de 1,5 millones.

Relato de un sobreviviente

Pablo Salum, sobreviviente de esta secta y promotor de la Ley Antisectas, dio información variada sobre los responsables, el funcionamiento de la organización coercitiva y de las víctimas, entre ellas, su propia familia. En su cuenta de Twitter, señala como principales criminales a Juan Percowicz, su mujer Felisa Zimmerman e hijo Marcelo Guerra.

Desde hace años, Salum viene denunciando a la Escuela de Yoga de Buenos Aires por prácticas aberrantes, apañadas y encubiertas por personas influyentes en la política y en la Justicia. “Quizás ahora comprendan mejor cuántas batallas a la vez me tocaron pelear estos últimos años, así llegue al límite de pedir apoyo para poder seguir adelante. Estoy muy feliz y muy triste, paralizado porque mí familia sigue ahí dentro. ¡Quiero agradecer todos los msj de apoyo!”, fue uno de sus posteos que hizo, en agradecimiento también a Protex y a su familia.