Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rusia

MUNDO

Muere la hija del filósofo ruso Alexander Dugin en un atentado

Moscú culpa a Kiev del fallecimiento de Darya Dugina. La periodista conducía el auto de su padre y los investigadores creen que el ataque iba dirigido hacía él.

<

La hija del ideólogo ultranacionalista ruso Alexander Dugin, que aboga por la absorción de Ucrania por parte de Rusia, murió en un presunto atentado con coche bomba en las afueras de Moscú, informaron los investigadores. Darya Dugina falleció el sábado por la noche después de que un artefacto explosivo hiciera estallar el Toyota Land Cruiser que conducía.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso especuló con la posibilidad de que Ucrania estuviera detrás del atentado, pero Kiev negó cualquier implicación. La agencia estatal de noticias rusa TASS citó a Andrei Krasnov, una persona que conocía a Dugina, diciendo que el vehículo pertenecía a su padre y que probablemente él era el objetivo del atentado.

Padre e hija habían asistido a un festival en las afueras de Moscú y Dugina había decidido cambiar de coche a último momento, informó el periódico gubernamental ruso Rossiiskaya Gazeta. En un comunicado, que describía a Darya Dugina como periodista y experta en política, los investigadores dijeron que abrieron una causa por asesinato y que realizarían exámenes forenses. Se están considerando «todas las posibilidades» a la hora de determinar la autoría del atentado.

«Un artefacto explosivo fue colocado en la parte baja del coche del lado del conductor», explicó el comité investigador en un comunicado. «Darya Dugina, que iba al volante, murió en el lugar de los hechos. Los investigadores creen que el crimen fue planeado de antemano», añadió, según replicó Reuters.

Alexander Dugin aboga desde hace tiempo por la unificación de los territorios de habla rusa y otros en un nuevo y vasto imperio ruso, que debe incluir a Ucrania, donde el Ejército está llevando a cabo lo que Moscú llama su «operación militar especial». Algunos lo llaman el «Rasputín» del presidente Vladimir Putin.