Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Reino Unido

MUNDO

Rusia impone más sanciones a funcionarios británicos

Sus nombres se suman a los de más de 200 británicos más a quienes Rusia ya prohibió, incluidos la mayoría de los principales políticos británicos.

Este lunes, Moscú anunció sanciones contra 39 políticos, funcionarios, empresarios y periodistas de Reino Unido, prohibiéndoles ingresar a Rusia por apoyar la «demonización» del país. Los objetivos incluyen al líder opositor del Partido Laborista, Keir Starmer, el ex primer ministro David Cameron y los destacados periodistas de televisión Piers Morgan, Robert Peston y Huw Edwards.

Las prohibiciones de viaje, que reflejan las que Rusia ha impuesto a otras naciones occidentales que lo han golpeado con sanciones por la invasión de Ucrania, son en gran medida simbólicas dado que las relaciones ya están en el fondo y es probable que casi ninguno de los objetivos haya tenido la intención de visitar el país.

Sus nombres se suman a los de más de 200 británicos más a quienes Rusia ya prohibió, incluidos la mayoría de los principales políticos británicos. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia manifestó, sin embargo, que «seguiría agregando nombres a la lista».

«Dado el impulso destructivo de Londres para hacer girar el volante de las sanciones con pretextos absurdos e inverosímiles, continuará el trabajo para expandir la lista de bloqueo de Rusia», dijo en un comunicado. Por otra parte, la oficina del fiscal general de Rusia dijo que había declarado a la Fundación Calvert 22, una organización sin fines de lucro con sede en Londres, como una «organización indeseable», informó Reuters.

A mediados de mayo, Rusia prohibió la entrada en el país al entonces primer ministro británico, Boris Johnson, y a otros doce altos cargos, entre ellos nueve miembros de su gabinete. Además, Moscú sancionó a 154 legisladores de la Cámara de los Lores del Parlamento británico, entre ellos el presidente, John McFall, en respuesta a la inclusión de casi todo el Senado ruso en una lista negra.