Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Taiwán

MUNDO

Taiwán advierte que los ejercicios militares chinos son parte de un plan de invasión

«China ha utilizado los simulacros de su guía de estrategias militares para preparar la invasión de Taiwán», expresó el canciller taiwanés Joseph Wu.

<

El ministro de Asuntos Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, manifestó este martes que China estaba utilizando los ejercicios militares que lanzaron en protesta por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, como excusa para preparar una invasión de la isla autogobernada.

Afirmó además que Taiwán no se dejaría intimidar aunque los simulacros continuaran con China rompiendo a menudo la línea media no oficial del estrecho de Taiwán. «China ha utilizado los simulacros de su guía de estrategias militares para preparar la invasión de Taiwán», dijo Wu.

«Está llevando a cabo ejercicios militares a gran escala, lanzamientos de misiles, así como ciberataques, una campaña de desinformación y coerción económica en un intento de debilitar la moral pública en Taiwán», agregó. «Una vez que concluyan los simulacros, China podría intentar convertir en rutina su actuación en un intento de destrozar el statu quo a largo plazo en el estrecho de Taiwán», afirmó Wu.

Estos movimientos amenazan la seguridad regional y ofrecen « »una imagen clara de las ambiciones geoestratégicas de China más allá de Taiwán», dijo Wu, instando a un mayor apoyo internacional para impedir que China controle efectivamente el estrecho, informó Reuters.

Wu habló en un momento en el que las tensiones militares se agudizan tras el final previsto para el domingo de los mayores ejercicios chinos en torno a la isla, simulacros que incluyen lanzamientos de misiles balísticos y ataques marítimos y aéreos simulados en los cielos y mares que rodean a Taiwán.

El Mando del Teatro Oriental de China anunció el lunes que llevaría a cabo nuevos ejercicios conjuntos centrados en operaciones antisubmarinas y de asalto marítimo, lo que confirma los temores de algunos analistas de seguridad y diplomáticos de que Pekín mantiene la presión sobre las de Taiwán.