Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alfredo Leuco

ESPECTÁCULO

Alfredo Leuco reflexionó sobre la vejez: «Viejos son los trapos»

El comunicador se refirió a la temática después de ver un documental sobre el intérprete Joaquín Sabina.

Alfredo Leuco aborda diversas temáticas en sus editoriales aunque su agenda de cada día está marcada por los eventos políticos y sociales que suceden en el país. En una emisión reciente de su programa en Radio Mitre, el comunicador reflexionó sobre la vejez después de que Joaquín Sabina pintara una panorama oscuro sobre esa etapa de la vida.

“Joaquín Sabina pateó el tablero y encendió la polémica. En un documental sobre su vida, dijo que ‘la vejez es una mier’ y que no encuentra nada bueno en ella. Ayer, la revista Viva de Clarín, aportó una mirada distinta al debate. ‘Larga vida a la generación Silver’, tituló. Aclara que entrar en la sexta década de vida ya no es un tobogán al retiro. Silver es por el plateado que suelen poner las canas en la cabeza de los que van dejando de ser considerados jóvenes. En la investigación se asegura que este sector que era el gran olvidado del sistema, hoy apuesta al trabajo, el cuidado del cuerpo, la tecnología y el s*xo”, dijo a modo de introducción.

Y planteó: “¿Quién tiene razón? En estos últimos días fallecieron dos iconos que superaron los 90 años y hasta último momento, hicieron gala de su talento, su energía y su capacidad creativa. Nuestra querida Magdalena Ruiz Guiñazú, como la madre de todo el periodismo independiente y de calidad y Carlitos Balá como el emblema del humor familiar y efectivo. Ambos iluminaron a varias generaciones».

“¿Se da cuenta a dónde apunto? La edad cronológica es una forma jurásica de juzgar a las personas. Conozco pocas personas con la inteligencia, actitud, lucidez y capacidad corporal para colgarse artísticamente de techos y paredes como nuestro compañero de radio, el doctor Alberto Cormillot. Y tiene 84. Hace poco dijo que: ‘Se ve al viejo como un enfermo, senil, asexuado, pasado de moda, discapacitado, sin derecho y sin pertenencia. Además, se lo considera como gasto para la sociedad y que no contribuye en ella porque no produce. De alguna forma se lo ve como una persona que no tiene los mismos derechos que el resto’”, afirmó.

Para finalizar con su descargo, Alfredo Leuco pronunció unas palabras contundentes: “A aquellos que se pierden de contratar a gente maravillosa y eficiente por el prejuicio de un número en el DNI les digo en pocas palabras: La vejez no es una mierd*. Viejos son los trapos. Viejo es el viento y sigue soplando”.