Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Ante la ONU: Alberto Fernández alertó sobre el “odio” y la “violencia fascista” en Argentina

El Presidente argentina también insistió en los reclamos por las Islas Malvinas y por los atentados a Embajada de Israel y AMIA.

<


A 48 horas de haber arribado a los Estados Unidos, el presidente Alberto Fernández se presentó este martes en la 77ª Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York. Su discurso generaba expectativa debido a que iba a tratar temas “calientes”, como el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. Y así fue. En este sentido, el mandatario alertó sobre el “odio” producto de la pandemia de Covid-19 y en medio de la guerra Rusia-Ucrania, y también sobre la “violencia fascista” en Argentina.

Durante su speech, que se extendió por más de 15 minutos, Fernández abogó por “recuperar el imperio de la paz” en el mundo y advirtió que “la humanidad está en riesgo” debido a los discursos del odio y la violencia. Asimismo, buscó mostrarse como una voz relevante de América Latina y llamó a “recuperar el imperio de la paz”. Asimismo, reclamó el cese de las hostilidades desatadas tras el “avance militar de la Federación Rusa sobre el territorio” de Ucrania el pasado 24 de febrero.

El jefe de Estado también advirtió que “los discursos extremistas y violentos” pueden poner “en crisis el mismo estado de derecho”, al tiempo que recordó el intento de asesinato perpetrado el 1º de septiembre pasado en Buenos Aires contra la vicepresidenta Cristina Kirchner y agradeció las muestras de solidaridad que recibió la Argentina desde distintos países tras el hecho.

En su primera participación presencial ante una Asamblea General de la ONU, Fernández insistió en el reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas. Al mismo tiempo, reiteró la demanda de la Argentina para que se esclarezcan los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA y que sus responsables sean “identificados, juzgados y eventualmente condenados”. En este sentido, pidió la cooperación de Irán en el proceso de investigación.

“Vivimos en un mundo donde las injusticias y desigualdades se incrementan. Al mismo tiempo, crecen los riesgos para las democracias, se resquebraja la paz y se potencia la incertidumbre. Tenemos un deber ético impostergable”, sostuvo el titular de la Casa Rosada. En el tramo final de su exposición, agregó: “La humanidad está en riesgo. Con humildad, la Argentina extiende un llamamiento a todos los países del mundo para construir un nuevo paradigma global que asegure la prosperidad con justicia social”.

Minutos antes, Fernández había comenzado su discurso yendo directo al grano al condenar la violencia política y con relación al intento de magnicidio de la exmandataria dijo: “Muchas veces en la historia, los magnicidios han sido prólogos de grandes tragedias. Fundados en el rechazo o el odio hacia las víctimas, quienes perpetraron semejantes acciones quebrantaron la paz pública y abrieron las puertas a enormes disputas sociales”.

“En la Argentina el intento de asesinar a la vicepresidenta no sólo afectó la tranquilidad pública. También buscó alterar una virtuosa construcción colectiva que el año entrante cumplirá cuatro décadas de vida. En 1983 recuperamos la democracia e iniciamos un largo ciclo histórico en el cual alternaron en el gobierno distintas fuerzas políticas”, continuó el jefe de Estado en el tramo inicial de su discurso.