Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
La Cámpora

POLÍTICA

Atentado a Cristina Kirchner: una diputada de La Cámpora apuntó contra las redes sociales

«Cuidar la convivencia democrática es un llamado a todos los sectores políticos», reveló Florencia Lampreabe.



La diputada nacional de La Cámpora Florencia Lampreabe apuntó contra las redes sociales al decir que «son espacios prácticamente sin ningún tipo de regulación«, en el marco del atentado a Cristina Kirchner. Ante eso, subrayó que «limitar los discursos de odio protege la libertad de expresión», aunque aclaró que tal vez la solución no sea «generar directamente una norma».

«No se ve que haya consciencia o responsabilidad de lo que ha ocurrido y que en algún punto genera las condiciones de posibilidad para un incremento de la violencia en la sociedad». Así lo sostuvo la dirigente del Frente de Todos en una entrevista a El Destape Radio, al referirse al atentado contra la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

La legisladora por la Provincia de Buenos Aires señaló que la necesidad de pacificar el debate «es un llamado transversal a todos los sectores políticos para cuidar la convivencia democrática». En ese sentido, Lampreabe indicó que «es necesario limitar los discursos de odio que circulan porque eso genera condiciones para la violencia en la sociedad«.

Ante ello, reclamó una «jurisprudencia activa, poner a jugar la legislación que ya hay», aunque aclaró que «también tiene que ver con un llamado a la reflexión, porque hay un aspecto cultural, de responsabilidad, sobre todo de los sectores que tienen cierto grado de representación como la Justicia, los medios de comunicación, los dirigentes políticos, que tienen otro grado de responsabilidad».

«Debería haber un llamado a la consciencia y a la responsabilidad de cuidar nuestra democracia, que también pasa por espacios culturales, pedagógicos, educativos», manifestó. Y agregó: «Hay cosas para revisar, como por ejemplo qué ocurre con las redes sociales, que son espacios prácticamente sin ningún tipo de regulación». Lo mismo sugirió Alberto Fernández ante la ONU, cuestión que despertó críticas fuertes desde la oposición.