Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

MUNDO

Atentado contra Cristina Kirchner: magnicidios e intentos de asesinato a otros líderes en el mundo

Algunos de los casos más recordados en todo el planeta, a raíz de lo que le sucedió a la vicepresidenta argentina Cristina Kirchner.

<

El atentado contra Cristina Kirchner abrió muchas aristas en el debate político y social de la Argentina. Pero, sobre todo, también hizo rememorar casos emblemáticos en el mundo, en los cuales quedaron envueltos jefes de Estado y líderes políticos. Desde el atentado contra el presidente de Brasil Jair Bolsonaro hasta los crímenes del pacifista Mahatma Gandhi y, quizás, el más recordado en los Estados Unidos (EEUU): el de John F. Kennedy.

Magnicidios

Mahatma Gandhi. El líder del movimiento pacifista que logró la independencia de la India en 1947 fue asesinado un año después en la capital del país, Nueva Delhi. A Gandhi lo baleó el 30 de enero de 1948 Nathuram Godse, un radical hinduista aparentemente relacionado con grupos ultraderechistas indios, cuando se dirigía a rezar en los jardines de su residencia Birla Bhavam.

John Fitzgerald Kennedy. El 22 de noviembre de 1963, al entonces presidente de EEUU (1961-1963) lo asesinaron mientras recorría en un descapotable las calles de la ciudad sureña de Dallas. Investigaciones oficiales concluyeron que Lee Harvey Oswald fue el autor del asesinato, pero aún hay dudas sobre si actuó solo o con cómplices.

A Oswald lo arrestaron 80 minutos después de los disparos y alegó que no había matado a nadie, sino que él era solo un señuelo. El gobernante demócrata fue el cuarto presidente estadounidense en sumarse a la lista de mandatarios asesinados, que integran también Abraham Lincoln, James Abram Garfield y William McKinley, y el octavo que falleció en ejercicio de sus funciones.

Malcolm X. El activista afroestadounidense murió el 21 de febrero de 1965 en el barrio neoyorquino de Harlem durante un acto en el teatro Audubon Ballroom. La causa: una ráfaga de balas nada más subir al escenario. Por ello, detuvieron a tres hombres, a quienes condenaron a cadena perpetua, pero sólo uno de ellos confesó el asesinato durante el juicio; los otros negaron su participación. En noviembre de 2021, la justicia absolvió 55 años más tarde a esos dos hombres, de los cuales uno ya había fallecido.

Martin Luther King Jr. El dirigente por los derechos civiles de los afroamericanos y Premio Nobel de la Paz falleció el 4 de abril de 1968 a raíz de un balazo en la cabeza, ejecutado por un francotirador (el blanco racista James Earl Ray), mientras saludaba a sus seguidores desde el balcón del Hotel Lorraine en la sureña ciudad de Memphis. El asesinato desató una gigantesca ola de furia negra en todo EEUU que dejó 43 muertos, 3.500 heridos y miles de detenidos.

Isaac Rabin. Al exprimer ministro de Israel (1974-1977), uno de los gobernantes más queridos en el país, lo asesinaron el 4 de noviembre de 1995 en Tel Aviv cuando estaba a punto de dirigirse a una multitud que celebraba un acuerdo de paz entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP). El magnicidio fue cometido por un joven israelí ultranacionalista contrario a su propuesta de “Tierra por Paz”.

Luis Carlos Galán. Al entonces candidato presidencial liberal y favorito para la victoria electoral en Colombia lo mataron por orden del Cartel de Medellín con la complicidad de agentes del Estado el 18 de agosto de 1989. Estaba en un mitin en Soacha, cerca de Bogotá, en plena campaña electoral rumbo a 1990. Un año después, asesinaron a Carlos Pizarro, exguerrillero del M-19 y aspirante presidencial, en un avión en pleno vuelo por un sicario que le disparó varias veces en la cabeza.

Jovenel Moise. Al entonces presidente de Haití (2017-2021) lo ultimaron el 7 de julio del año pasado en su residencia de Puerto Príncipe por un comando integrado mayormente por exmilitares colombianos, a los que un año después no se le imputaron cargos. De acuerdo a la investigación policial, los atacantes ingresaron a la habitación del mandatario, en la que lo torturaron y balearon, mientras que a su esposa la hirieron gravemente.

Shinzo Abe. Al exprimer ministro de Japón (2006-2007 y 2012-2020) lo asesinaron a tiros el pasado 8 de julio durante un acto de campaña en la ciudad de Nara, en el centro del país. Un hombre de 41 años abrió fuego con un arma de fabricación casera contra el político por la espalda mientras pronunciaba un discurso cerca de la estación de tren local.

Abe, el líder con más años de servicio en Japón cuando renunció en 2020, se desplomó mientras sangraba, antes de que lo trasladen en avión a un hospital cercano, pese a que ya no respiraba y su corazón se había detenido. Más tarde lo declararon muerto. La policía de Nara arrestó al atacante, un exintegrante de la marina de Japón y autor confeso del crimen, y aseguró que el agresor usó un arma casera, de unos 40 centímetros de largo.

Intentos de asesinato

Ronald Reagan. El 30 de marzo de 1981, un joven de 25 años disparó contra el expresidente de EEUU (1981-1989) a las puertas del hotel Hilton en Washington cuando estaba saludando a la gente antes de ingresar al auto oficial. En dos segundos el tirador emitió seis disparos, uno de los cuales impactó en el mandatario. Reagan, que llevaba apenas 69 días en el cargo, resultó herido en su pulmón izquierdo en el tiroteo, pero sobrevivió tras ser operado de urgencia en el hospital.

Juan Pablo II. El 13 de mayo de 1981, cuando ingresaba en un automóvil descapotable a la plaza San Pedro, el entonces papa Juan Pablo II recibió cuatro disparos del extremista turco Mehmet Alí Agca, exmiembro del grupo de extrema derecha “Lobos grises”. Agca, un musulmán de 23 años, dio luego del ataque varias versiones para explicar su actitud, sin convencer nunca a los investigadores.

Fue el primero de los dos atentados que sufriría Karol Wojtyla durante su papado, entre 1978 y hasta su muerte en 2005, tras lo cual fue canonizado en 2014 por el papa Francisco. El segundo ataque lo sufrió el 2 de mayo de 1982, cuando el sacerdote integrista y de ideología de derecha radical Juan Fernández Krohn intentó apuñalarlo con una bayoneta de 37 centímetros en el santuario de Fátima en Portugal.

Fidel Castro. El líder cubano es el jefe de Estado con más intentos de homicidio, según los registros del libro de Récords Guinness. En concreto, fueron 638 tentativas de magnicidio, de las cuales llegaron a ejecutarse más de un centenar. Si bien todos fracasaron, los métodos utilizados fueron múltiples: francotiradores, cigarros y zapatos explosivos, píldoras y hasta un traje de buceo envenenado, entre otras variantes.

Jair Bolsonaro. Durante la campaña electoral de 2018 en Brasil, el entonces candidato conservador fue apuñalado el 6 de septiembre de ese año por un hombre que se filtró en medio de la multitud cuando era llevado en andas por sus simpatizantes en las calles de la ciudad de Juiz de Fora. Bolsonaro resultó herido en el abdomen y quedó internado gravemente. Posteriormente, pasó por varias cirugías de reconstrucción en la región de la herida. El agresor, Adélio Bispo de Oliveira, está preso y en 2019 fue declarado inimputable debido a un trastorno mental.