Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente

POLÍTICA

Causa Vialidad: la defensa de Cristina Kirchner comparó a Lázaro Báez con Mauricio Macri

Carlos Beraldi, el letrado que defiende a la vicepresidenta, relacionó las obras adjudicadas a Lázaro Báez con otras de compañías vinculadas con la familia del expresidente.





banner

Carlos Beraldi, el abogado defensor de Cristina Kirchner, realizó su exposición final ante el tribunal que juzga a la vicepresidenta en la Causa Vialidad. En su alegato, el letrado comparó las acusaciones que hicieron los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola por el nivel de incumplimiento de las obras adjudicadas a Lázaro Báez con demoras similares en compañías vinculadas con la familia del expresidente Mauricio Macri.

Según los fiscales, las obras de Báez tenían demoras que poseían un nivel de cumplimiento del orden del 50% en promedio. «Esto hay que mirarlo en contexto, no aisladamente«, propuso Beraldi para equiparar con otras empresas adjudicatarias de obra pública en el resto del país y evaluadas en el mismo período del año 2016.

El abogado defensor de la vicepresidenta recordó que una compañía asociada con Macri tenía los mismos niveles. «Las obras de la empresa IECSA también estaban al 50% de cumplimiento«, manifestó Beraldi. Y agregó que el ejemplo no tenía «ninguna intención de chicana».

Luego de la exposición final de Beraldi fue el turno de la vicepresidenta, quien se presentó como «abogada en causa propia». Cabe recordar que los fiscales Luciani y Mola pidieron una pena de 12 años de prisión para CFK más la inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos.

La expresidenta, quien además fue acusada de ser la «jefa» de una asociación fraudulenta, comenzó su alegato con duras críticas hacia el proceso del juicio. «Quiero hacer esta aclaración porque no puedo dejar de recordar que me fue negado el derecho a ejercer la defensa, cuando hubo una improcedente y arbitraria ampliación de los alegatos por parte del fiscal», aseguró la titular del Senado. Y agregó: «Esto no es algo que graciosamente se me concede. Si no fuera porque soy abogada, hubiera estado en estado de indefensión«.

«Creo que estamos ante un claro caso de prevaricato. Los fiscales Luciani y Mola mintieron en el alegato final de acusación. Mis abogados demostraron cuáles fueron las mentiras y las calumnias. No se puede creer cómo se llevó adelante este juicio y por qué. Por eso, quiero hacer un pedido formal a este tribunal para que, al finalizar las audiencias, se extraiga testimonio de todas y cada una de las mentiras de los fiscales contrastadas con la prueba documental, pericial y testimonial que tuvo este juicio», exigió la vicepresidenta.

Vale destacar que luego de los alegatos, el Código establece una etapa de réplicas y dúplicas que no es obligatoria. Sin embargo, cualquiera de las partes pueden solicitarla si entienden que deben responder alguna cuestión de los alegatos que no se expuso durante el juicio. Finalizada esta etapa, los acusados tienen derecho a unas últimas palabras. Y se estima que el veredicto final salga antes de fin de año.