Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

POLÍTICA

Domingo Cavallo analizó la crisis económica de Argentina: «No hay ministro que pongas que arregle esto»

El exministro de Economía realizó un duro diagnóstico sobre nuestro país y se refirió a un potencial estallido social: «No tengo ninguna duda de que se va a poner en marcha un ‘Rodrigazo'».

<


Domingo Cavallo, el exministro de Economía que llevó adelante el plan de convertibilidad en la presidencia de Carlos Menem, realizó un duro diagnóstico de la situación del país y advirtió sobre un posible estallido social previo a las elecciones presidenciales del próximo año. «No quiero predecir nada… pero en una economía que está tan desorganizada y endeble, con sectores que se benefician, todo puede ocurrir«, manifestó.

En una entrevista televisiva, Cavallo explicó los movimientos que debería realizar el ministro de Economía, Sergio Massa, para evitar que una situación de este calibre suceda en 2023 en Argentina. «Si por lo menos cumplen con el plan que había formulado Martín Guzmán ante el Fondo Monetario Internacional, confeccionado para evitar una explosión en 2023, puede que sobrevivamos», dijo. Aunque diferenció el plan de conversión que instauró en la primera gestión menemista dónde igualó el valor del peso al del dólar: «Pero estabilizar la economía como lo hicimos nosotros, nunca«.

En ese sentido, Cavallo reconoció cómo «imposible» poder aplicar una convertibilidad como aquella, pero en la situación económica actual de nuestro país y detalló los motivos. «Un plan como ese requiere de confianza y seguridad jurídica, dos cosas que no tenemos. Por ende, si el día de mañana se dicta una ley que dolariza la economía bajo ley argentina, va a ser muy difícil que los ciudadanos crean en que los contratos en dólares después se van a mantener. No hay garantías«, indicó el exministro de Economía en diálogo con +Voces por LN+.

Cavallo ahondó en su opinión y aseguró que «un nuevo gobierno» podría revertir esa situación mientras «disponga de una orientación diferente en materia económica, que cree un mercado que asigne bien los recursos, que deje al sector privado tomar decisiones de producción, inversión y empleo y que discipline al sector público para que se maneje bajo un presupuesto equilibrado». Y sentenció: «Es un giro de 180 grados en relación con la administración actual«, resaltó.

El exministro menemista y de La Alianza catalogó como «experimentos sumamente peligrosos» a la implementación de dos medidas para aplacar la crisis: una devaluación encubierta junto con un congelamiento generalizado. Y comparó ese escenario con lo sucedido durante la presidencia de María Estela Martínez de Perón, cuando Celestino Rodrigo, su ministro de Economía, llevó adelante diversas medidas de ajuste que reconocían el atraso en las tarifas y en el control de cambios. En consecuencia, dispuso una devaluación del 100% y un aumento en las boletas mensuales del 200%. La liberación de precios generada a partir de estas decisiones golpearon a los salarios y se produjeron grandes movilizaciones populares.

«Ambas decisiones trajeron algunas de los grandes problemas que tenemos en la actualidad. Y si seguimos con este tipo de experimentos, dada la actual organización del mercado cambiario, no tengo ninguna duda de que se va a poner en marcha un ‘Rodrigazo’. Todo va a terminar siendo como en junio de 1975, cuando pretendían cerrar una brecha de un mercado cambiario mal organizado y resultó en un caos«, afirmó Cavallo.

A pesar del panorama desolador que vaticinó, Cavallo destacó que el Gobierno podría implementar una medida a nivel compra y venta de divisas que permitiría reducir el peligro inminente. «Para que todo esto no ocurra, el Gobierno podría dejar que funcione un mercado libre», expresó. Y reflexionó: «Es decir, todo lo que no se pueda o deba canalizar por el mercado oficial, tendría que ir a un mercado libre. Se trata de un mercado donde todos podrían participar y traer capitales al país pueda venderlas al precio vigente de ese sector. El Banco Central no podría tampoco controlarlo«.

Y para finalizar, Cavallo volvió a remarcar el duro diagnóstico de la situación económica de Argentina. «Ni el mago Mandrake es capaz de estabilizar esta economía y menos de hacerla crecer. No hay ministro que pongas que arregle esto porque el problema son las ideas y no las personas«, concluyó.