Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

El Gobierno aseguró que no tiene en agenda elaborar una ley sobre discursos de odio

Luego de las polémicas declaraciones de Victoria Donda, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, indicó que “no hay ningún proyecto que se esté analizando en ese sentido”.

<


Tras el intento de homicidio que sufrió Cristina Kirchner, el kirchnerismo responsabilizó a los dirigentes de la oposición por generar discursos de odio político con tintes violentos y agresivos. Por esa razón, el Frente de Todos propuso la posibilidad de avanzar con una regulación en el ámbito legislativo que fue planteada por la titular del INADI, Victoria Donda.

Tras las declaraciones de Donde, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, explicó esta mañana que el Gobierno no está elaborando un proyecto de ley en ese sentido y aseguró que ya existen distintas normativas destinadas a penalizar los casos de incitación a la violencia política y la discriminación.

«No hay ningún proyecto que se esté analizando en ese sentido. No estamos trabajando en una ley sobre el discurso de odio. No está en agenda ni se estudia una ley denominada mordaza ni nada por el estilo», informó Cerruti en declaraciones a El Destape Radio.

La funcionaria describió que ya existen distintos instrumentos legales para sancionar los discursos de odio. «Desde la ley de la Defensa de la Democracia de los ochenta, sancionada por Raúl Alfonsín, y en el actual Código Penal se incluye la incitación a la violencia y la persecución política. También nuestra ley de discriminación y la ley de violencia de género incluye la violencia simbólica», precisó.

En el mismo sentido, Cerruti advirtió que existe «la ley de Servicios Audiovisuales, que todavía rige con algunos artículos que no fueron derogados por el expresidente Mauricio Macri» dónde se detalla que «se puede penalizar a aquellos que propicien incitación a la violencia y discriminación por cuestiones políticas».

«Así que legislación existe, lo que tenemos que ver es cómo este debate público lo manejamos de la mejor manera posible para no correr los límites de la barrera democrática«, dijo. Y agregó que «hay límites que se cruzan, que son muy claros» cuando «se convierte a un otro como a alguien que no merece vivir en la sociedad».

Además, Cerruti aseguró que «eso es una construcción ideológica y algunos medios lo hacen todos los días». «El discurso de odio repercute mucho en las redes, y se incrementa en Twitter, donde se han generado microclimas violentos. Tenemos que hablar también de estas cuestiones para ver cómo se puede afrontar este tema que tiene que ver con la convivencia democrática», concluyó.